Rescate a gran altura en Pozohondo

E.F
-

Ibedrola y el Sepei ejecutaron un simulacro conjunto de evacuación de un trabajador herido en un aerogenerador

Extracción del herido. - Foto: J.M.E.

A las 11,21 horas de la mañana de ayer, el Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha, 112, derivó a la centralita del Sepei una llamada de Jorge Marín, jefe de zona de Iberdrola en el área de Albacete-Peñas: «Le llamo de la estación de Sabina, en Pozohondo; tenemos a un compañero atrapado en el interior de un generador. Acaba de sufrir una caída y se ha partido un brazo; se encuentra en la plataforma intermedia, a una altura de unos 40 metros y no puede bajar por sus propios medios, por lo que solicito su evacuación. Le doy las coordenadas UTM».
A las 11,40 horas, llegaba al lugar del suceso el oficial de guardia del Sepei, el jefe del propio Servicio de Prevención y Extinción de Incendios, Ovidio García. Cinco minutos más tarde, llegaba un camión del cuartel del Sepei de Hellín, con una dotación equipada con equipos para trabajar en altura. Tras una primera evaluación de la situación, García llamaba al cuartel principal del cuerpo, en Albacete, y solicitaba la intervención de la unidad de Servicios Especiales, entrenada de forma específica para la realización de este tipo de rescates.
La Unidad de Servicios Especiales llegaba a la zona a las 12 horas. Mientras sus integrantes preparaban sus equipos, el jefe de la primera unidad bajaba para dar al oficial de guardia los datos básicos del estado del herido: edad, peso, posible presencia de problemas al respirar, tensión arterial, ritmo cardíaco, localización e intensidad del dolor, respuesta a los estímulos y grado de consciencia.

(Más información en la edición impresa)