Un fervor cofrade secular

V.M
-

Los orígenes de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno se remontan a 1607, vinculada al Convento de los Observantes Menores de San Francisco, aunque hay constancia de que existía ya en el siglo XV

Juan José Sánchez Romero, presidente de la Cofradía, junto a la imagen titular de la misma. - Foto: Rubén Serrallé

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno es una de las más antiguas del ciclo pasional albacetense, ya que sus orígenes se remontan al año 1607, aunque ya venía reflejada en el libro antiguo del Convento de San Francisco, fundado en 1485, al igual que la de Nuestra Señora de la Soledad.
Su presidente desde hace 23 años, Juan José Sánchez Romero, que lleva vinculada a la misma más de cuatro décadas, informaba a La Tribuna de Albacete, que «actualmente la integramos 300 cofrades, incluyendo los 60 miembros de la Banda de Cornetas y Tambores».
Desvela que el período de máximo apogeo de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno se sitúa a finales del siglo XIX, despertándose entre los fieles un gran fervor tras el cólera que asoló Albacete en el 1885 y dejó casi 1.600 muertos, ya que ninguno de sus miembros se contagió o pereció a consecuencia de la epidemia, lo que fue considerado algo milagroso por la población y llegaron a formar parte de la misma centenares de fieles.
En cuanto al rico patrimonio artístico que posee (siete pasos procesionales), Sánchez Romero relata que son todos posteriores a la Guerra Civil. Tras la destrucción de la práctica totalidad de imágenes en vísperas de la contienda, el 17 de marzo de 1936,  entre ellas el Nazareno antiguo, obra de Roque López, discípulo de Salzillo, y la Dolorosa, atribuida a este último, se encargó la nueva imagen del Nazareno al artista valenciano afincado en Albacete José Dies López en 1943 (las manos del Cristo fueron modeladas en escayola y son las del propio escultor).  Dies también es autor del monumental grupo escultórico del Descendimiento (1952) y de la Verónica (1953). «También son propiedad de la Cofradía -añade- el paso del Santo Entierro, una de las mejores obras del artista murciano Juan González Moreno, Nuestra Señora de la Piedad, de Adrián Ferrán, Santiago el Mayor (que cumple 25 años) y una réplica infantil de Nuestro Padre Jesús Nazareno que procesiona en Lunes Santo».
La presencia de esta Cofradía en la Semana Santa de Albacete se prolonga desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección (participa en casi todas las procesiones), aunque hay dos momentos señalados en los que participa la imagen titular, que son en Miércoles Santo y la emotiva procesión del Encuentro, realizada en la mañana de Jueves Santo, «porque durante la Pasión no hay ninguna representación de amor a Cristo, sino continuas ofensas, insultos y vejaciones, y el momento en que una mujer se abre paso entre la muchedumbre para ofrecer a Jesús alivio, secándole sus heridas y ofreciéndole agua, es uno de los pocos gestos de amor que existen en el ciclo pasional». 

(Más información en la edición impresa).