La lluvia hunde parte de una casa en Carcelén

Redacción
-

El último episodio provocó carreteras cortadas durante horas, crecida de ríos o arroyos e indundaciones en alguna vega

Imagen de la casa parcialmente hundida. - Foto: Sepei

Una de las actuaciones a las que tuvieron que hacer frente los efectivos del Sepei albacetense a raíz de las últimas lluvias tuvo lugar en la localidad de Carcelén, según informó el propio Sepei en su Twitter.
En la actuación intervinieron cuatro efectivos del parque de Sepei de Almansa y el jefe de guardia, y la misma tuvo que ver con el hundimiento parcial de una vivienda sita en este muncipio. Su trabajo, a lo largo de dos horas, consistió no sólo en comprobar que no había nadie en su interior, que estaba desocupada, sino también en comprobar la seguridad de la zona.
El aviso llegó vía el 112 y hasta el lugar de los hechos, además de miembros de este cuerpo se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, los cuales, por otra parte, procedieron al precinto de la vivienda en cuestión.
Hoy les tocará el turno de visitar el enclave a  los arquitectos municipales  y es a ellos a los que corresponderá tomar la decisión final, es decir, que va a pasar con el inmueble en cuestión.
En otros municipios, como el de Molinicos, según comentó su alcaldesa, María Dolores Serrano, hubo más de un sótano inundado en alguna casa, tanto de la localidad como de las pedanías, al tener problemas en los tejados, y se registraron más de un corte de luz en alguna de sus pedanías. Y en Yeste, añade la alcaldesa Cortes Buendía, se tuvo que limpiar más de una zona del casco urbano. Además, por último, indicar que igualmente debido a la intensa lluvia caída en los últimos días, y al aporte de agua que ha habido, pantanos como el de Almansa procedieron a la apertura de una de las compuertas, según la información de Meteohellín.
Igualmente se aconsejaba circular con precaución si uno iba a pasar por uno de los pasos que se habían inundado precisamente aguas abajo.  

Por otro lado, los 19 kilómetros que unen las localidades de Balazote y El Jardín en la Vía Verde de Alcaraz continuarán cerrados de momento a los viandantes por motivos de seguridad tras las lluvias de los últimos días y la avalancha de rocas de gran tamaños que han caído en más de un punto de su recorrido, según ha informado la diputada responsable de Medio Ambiente, María José Vázquez.
De momento, la idea con la que se está trabajando desde la institución provincial, encargada de su mantenimiento, es que el episodio de lluvias vaya a menos hasta desaparecer y a partir de entonces proceder a la limpieza de este tramo y  a quitar las piedras y rocas que se han desprendido tanto por la lluvia caída como por el fuerte viento que llegó a soplar en más de un momento durante toda la Semana Santa en general, y en particular, durante el fin de semana, y que dieron lugar a imágenes como la de más de un viandante debajo de los puentes a la espera de que las condiciones meteorológicas mejorasen.
Lo ideal es que, añade Vázquez,   se empiece con las labores esta semana y continúen en la siguiente, aunque, no obstante, «habrá que esperar a ver que pasa. Mientras tanto, la Vía en este punto sigue cerrada porque está intransitable y puede haber riesgo».