Los donantes de órganos en el CHUA crecen un 14% este año

T.R
-

El número de donaciones en asistolia o a corazón parado sigue al alza y en el primer trimestre del año casi representan la mitad en la provincia de Albacete

Equipo de profesionales sanitarios que participó en el primer trasplante renal con donante vivo realizado en el Hospital General. - Foto: Sescam

La generosidad de los donantes de órganos en la provincia de Albacete, en la comunidad autónoma y en conjunto del territorio nacional sigue creciendo. Los datos facilitados por la Organización Nacional de Trasplantes, y en su defecto por la Unidad de Coordinación de Trasplantes del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA) así lo demuestran, porque cuando todavía no ha concluido el primer trimestre del año, en el centro albacetense ya ha registrado siete donantes de órganos, cuatro de ellos por muerte encefálica y otros tres en asistolia, modalidad ésta última que sigue creciendo  exponencialmente. El coordinador médico de la Unidad de Trasplantes del Área Integrada de Albacete, el doctor Fernando García, aseguró que de los siete donantes de órganos que se han producido este año, uno más que en el mismo período de 2018, lo que representa un incremento del 14%, cinco fueron monoorgánicos (sólo de riñones y de córnea), mientras que dos fueron multiorgnánicos (con extracción de todos los órganos trasplantables. 
En concreto, en lo que llevamos de año el equipo de profesionales implicados en el trasplante renal en el CHUAha podido llevar a cabo 17 injertos, frente a los 12 del mismo período de 2018, lo que implica un aumento del 29,5%.
Paralelamente al incremento del número de donantes de órganos se produce un descenso de las negativas familiares al acto de la donación. En lo que llevamos de año el Hospital General de Albacete sólo ha tenido una negativa familiar.
El procedimiento para la obtención de los órganos que sí ha experimentado un incremento, desde que se implantara hace un par de años en el Área Integrada de Albacete, es la donación de órganos en asistolia o a corazón parado. Con la novedad además de que este año se han realizado ya dos extracciones en asistolia con  la técnica de percusión abdominal normotérmica (PAN), lo que permite extraer el hígado mediante este procedimiento y no sólo los riñones como se venía haciendo hasta ahora. Técnica que ya se empleó por primera vez con un donante durante el 2018, y que permite también la extracción del páncreas del donante, aunque de momento no se ha obtenido en ninguna donación en asistolia en el CHUA.
(Más información en edición impresa).