La Ley retorna el voto a 1.300 albacetenses con discapacidad

MAITE MARTÍNEZ BLANCO
-
Isaac Montero recuperó el derecho al voto gracias a esta reforma legal. - Foto: José Miguel Esparcia

El día 28 será la primera cita con las urnas en la que podrán votar personas que perdieron su derecho a participar en los comicios por decisión judicial, debido a su limitación intelectual

Cerca de 52.000 albacetenses podrán ejercer su derecho al voto por primera vez este 28 de abril. Entre ellos, habrá un puñado, en torno a unos 1.300 que se estrenan en este ejercicio de ciudadanía no porque acaben de cumplir los 18 años, sino gracias a que la reforma de la Ley Electoral les ha devuelto un derecho que una sentencia judicial les arrebató. Son personas con discapacidad intelectual, también aquejadas por una enfermedad mental o mayores con deterioro cognitivo, que al haber sido incapacitados judicialmente se quedaron sin poder depositar su voto en la urna cada cuatro años. 
El movimiento social de las personas con discapacidad ha luchado largo tiempo por reconquistar el voto para este colectivo. Hace cuatro años se lanzó la campaña Mi voto cuenta, para pedir que se sacase de la llamada ‘muerte civil’ a estas personas a las que se prohibía meter una papeleta en la urna solo por el hecho de tener una limitación intelectual. 
Al fin, en octubre, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg), permitiendo a las personas con discapacidad intelectual cuya capacidad de obrar hubiese sido modificada judicialmente que ejerciesen su derecho al voto. El 28 de abril será la primera vez que puedan ejercerlo. 

(Más información en edición impresa)