El Albacete B arranca con 28 futbolistas y nuevo entrenador

José Luis Royo
-

El conquense Manolo Martínez se puso ayer al frente del filial blanco, que estará formado por jugadores muy jóvenes y que tratará de jugar con el mismo estilo que el primer equipo

Manolo Martínez da las primeras instrucciones a sus jugadores en el primer entrenamiento de pretemporada. - Foto: Arturo Pérez

El Albacete B comenzó ayer la pretemporada con 28 jugadores y la principal novedad en el banquillo ya que el técnico conquense Manolo Martínez, procedente del AD San José Obrero, sustituye a Jovi.
El técnico nacido en Motilla del Palancar, afronta su llegada al filial blanco como «un reto muy ilusionante» ya que se trata de su estreno en Tercera División después de acabar como subcampeón de Preferente a un solo punto del acenso. «Es una oportunidad única en un club importantísimo a nivel nacional, al que tanto técnicos como jugadores quieren ir».
Un total de 28 jugadores son los que tendrá Manolo Martínez en esta pretemporada. «Hay algunos juveniles para empezar la pretemporada con nosotros, pero si hay que saltar etapas lo haremos con los jugadores que pidan paso y en pretemporada queremos verlo, también habrá jugadores que estarán entre el filial y el primer equipo y por eso tenemos bastantes futbolistas».

Último peldaño. El Albacete B es el último escalón antes de llegar al primer equipo y por eso se pretende seguir el mismo modelo de juego para que «no haya mucha diferencia entre la manera de trabajar entre el primer equipo y el filial y que para estos futbolistas sea cómodo», señala un Martínez que tendrá que estar en contacto permanente con Luis César. «Quieren que haya una coordinación no solo en el aspecto técnico y táctico, sino también en la preparación física y demás. Todo va a estar interrelacionado. Ya tuve la oportunidad de conocer a Luis César y es un entrenador al que admiro y que además me ofreció todo tipo de facilidades y la verdad es que es una oportunidad muy buena trabajar a su lado».
Para minimizar el salto del filial al primer equipo lo ideal sería que el Albacete B estuviera en Segunda B, pero Manolo Martínez asegura que todavía no es momento para hablar de ese tipo de objetivos. «Hay que ser realistas, el primer acaba de abandonar la Segunda B y seríamos demasiado optimistas, pero sí es cierto que el club quiere que el filial esté preparado para competir bien, se va a reducir la media de edad, va a haber jugadores muy jóvenes y eso será un handicap en una Tercera División muy complicada».