Anton Valdbauer, nuevos caminos de la danza

V.M.
-

El bailarín ruso, formado en la exigente tradición clásica, siempre se sintió más atraído por la danza contemporánea y, tras su paso por la Nederlands Dans Theaer y el Ballet Real de Suecia, proyecta ahora desarrollar en Albacete sus espectáculos

Anton Valdbauer, en el montaje 'Said and Done'. - Foto: D. Komen

Nacido hace 35 años en la pequeña ciudad rusa de Vorkuta (República de Komi, muy cercana al Ártico), Anton Valdbauer, lleva toda su vida dedicada a la danza. Tras graduarse en San Petersburgo inició una trayectoria que le llevó a varios países europeos, porque, aunque formado en la exigente tradición clásica, siempre estuvo mucho más interesado por las últimas corrientes del ballet contemporáneo.

Tras rechazar la invitación de entrar a formar parte de la Compañía del prestigioso Teatro Mariinski amplió estudios en una escuela de artes escénicas de la ciudad alemana de Frankfurt y posteriormente en una Compañía clásica de Londres, el European Ballet. En 2006 consiguió cumplir su sueño de ingresar en la Nederlands Dans Theatre (La Haya), toda una referencia mundial en la danza contemporánea, donde permaneció tres años, y más adelante marchó a Estocolmo para trabajar con el Cullberg Ballet, ingresando finalmente como primer bailarín en el Ballet Real de Suecia -al que todavía está vinculado- y durante siete temporadas ha alternado coreografías de danza clásica con otros montajes muy vanguardistas.

Casado con una albacetense, la también bailarina María Elena Gaude Quijada, y padre de dos hijos, atraviesa ahora un momento de transición y goza de un permiso de paternidad que le ha traído hasta nuestra capital. Su intención es dejar Suecia y establecerse definitivamente aquí en marzo, donde proyecta dar a conocer su trabajo y promover algunos montajes, no en vano es autor de varias coreografías propias e incluso ganó concursos en Moscú o en Burgos. «De hecho en noviembre estrenaré en el Festival de Cine de Estocolmo una película autoproducida aquí en Albacete, 33 preguntas, un corto de 10 minutos de duración», desvela.

 El bailarín informaba a La Tribuna de Albacete que, tras reunirse con el gerente del Teatro Circo, Ricardo Beléndez, ya hay una fecha prevista para una primera gala: el 5 de marzo de 2020, «aunque faltan cerrar los detalles artísticos, puedo adelantar que abordará todos los estilos, desde clásica a contemporánea e incluso flamenco, e intervendrán alumnos del Conservatorio Profesional de Danza José Antonio Ruiz y miembros del Ballet Joven Impulsa, perteneciente a la Escuela de Carmina Ocaña de Madrid».

(Más información en la edición impresa).