Una odisea para volver a casa desde Marruecos

N.G.
-

Después de intentar conseguir nuevos vuelos que estaban a precios disparatados o que las autoridades les dieran alguna solución, pudieron salir por Ceuta y llegar a Algeciras

Las albacetenses Esther Armero y Laura De la Cruz, junto a su guía en Marruecos. - Foto: E.A.

Numerosos españoles, entre ellos, varios albacetenses, han sufrido en sus carnes las consecuencias de la pandemia del coronavirus cuando se encontraban de viaje en Marruecos. Es el caso de Esther Armero y Laura De la Cruz, dos jóvenes albacetenses que viajaron con un grupo de cerca de una veintena de personas a Marruecos el pasado 10 de marzo. El vuelo de vuelta era el sábado día 14, pero con el cierre de fronteras decretado por el país africano se lo cancelaron y se encontraron en un territorio extraño en el que nadie les daba una solución para volver a sus casas.
Esther Armero indicó que antes de iniciar su viaje se informaron si era seguro y les afirmaron, en todo momento, que no tendrían ningún problema, hasta que la compañía aérea Ryanair, con la que tenían contratados los vuelos, les envió un mensaje el día 12 para anunciarles que había cancelado su vuelo de vuelta a España.
«Llamamos a la Embajada por los vuelos y no nos dieron alternativas», lamentó la joven albacetense, indicando que después de enterarse de la cancelación de su viaje de vuelta y no tener solución ninguna «hablamos con el Consulado y nos dijeron que fuéramos a Ceuta para después viajar a España, pero no nos garantizaron que pudiéramos cruzar a la Península», aseguró Armero, destacando que preguntaron cómo podrían pasar después desde Ceuta y «nos dijeron que ese ya no es su problema».

En esta misma situación se encontraba Alicia Arráez, otra albacetense que viajó a Marruecos, que pudo volver a casa el sábado tras vivir una odisea. Esta joven explicó a La Tribuna de Albacete que el sábado pudo llegar a Algeciras para después trasladarse a Granada, donde la recogieron sus familiares, tras buscar una y mil maneras para emprender el viaje de vuelta. 
 

(Más información en edición impresa)