El PSOE andaluz carga contra Sánchez y evidencia la fractura

SPC
-
El PSOE andaluz carga contra Sánchez y evidencia la fractura - Foto: EVA ERCOLANESE

Los socialistas de Susana Díaz critican que Ferraz no razonara los cambios en las listas para las generales y reconocen que desconocían quiénes eran algunos de los nombres impuestos

La confección de las listas electorales para el 28 de abril del PSOE, aprobadas por el Comité Federal el pasado domingo, parece haber servido de coartada perfecta para el ajuste de cuentas que tenía pendiente Pedro Sánchez con los sectores críticos de su partido, aquellos que lo apartaron de la Secretaría General y que, posteriormente, no apoyaron su regreso. Especialmente llamativa ha sido la purga en Andalucía, donde los afines a la líder regional, Susana Díaz, han desaparecido de las candidaturas. Una circunstancia que no ha caído bien en la federación sureña que, a pesar de defender la unidad interna, no dudó en arremeter contra Ferraz por los cambios. 
«Nos hubiera gustado una mayor representación de los compañeros que tuvieron un amplio respaldo en las asambleas», resaltó ayer el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, que criticó que desde los órganos de dirección no se hayan «justificado» o «razonado», como establecen las normas internas aprobadas en el 39 Congreso , los cambios «tan sustanciales» que se han llevado a cabo en algunas listas andaluzas, concretamente las de Sevilla, Almería, Cádiz y Córdoba. «Hubo nombres que yo no sabía quiénes eran», apuntó, aunque no quiso desvelar cuáles eran esos nuevos candidatos impuestos por Madrid.
Cuestionado por una posible «vulneración» de los Estatutos, diseñados por Sánchez para aumentar la voz de la militancia frente al aparato, por parte de la dirección federal, el dirigente andaluz prefirió no entrar y se limitó a apuntar que los socialistas autonómicos respetarán las decisiones de Ferraz. 
Si bien a pesar de acatar las listas, los representantes de la ejecutiva andaluza, encabezada por Susana Díaz, así como los secretarios provinciales, no votaron el domingo el dictamen sobre las candidaturas ante el Comité Federal. Una posición que, a su juicio, demuestra la unidad de la federación sureña en torno a su líder. En este sentido, y a pesar de los desaires de Ferraz en su contra, Cornejo defendió que Díaz debe seguir al frente del PSOE andaluz y no plantearse una posible marcha. 
Legitimidad. Desde Ferraz, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, salió al paso de las críticas internas por confeccionar unas candidaturas a la medida de Sánchez, defendiendo la legitimidad de la dirección para formar unos grupos parlamentarios a su medida en el Congreso y el Senado, como se le permitió hacer a Susana Díaz en las listas de los comicios andaluces del 2 de diciembre. De hecho, sacó pecho del porcentaje de renovación que presentan las listas del PSOE para las próximas citas electorales porque muestran a una formación «viva».
«No podemos presentarnos siempre con los mismos candidatos, con las mismas caras. No solo se trata de renovar el proyecto político, sino también de transformar las candidaturas», subrayó por su parte, la vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra.