El Ayuntamiento compensará pérdidas de empresas munereñas

A.G
-

La convocatoria de subvenciones abrió el plazo de solicitud para los negocios afectados por el estado de alarma

Sede del Ayuntamiento de Munera, en una imagen de archivo. - Foto: Rebeca Serna

El Ayuntamiento de Munera tiene abierto, desde hace unos días, el plazo de solicitud de ayudas para las empresas de la localidad que se vieron afectadas por la declaración del estado de alarma a causa de la pandemia del Covid-19. Contarán con una partida presupuestaria máxima de 30.000 euros, según propuso el equipo de Gobierno a comienzos de verano, obteniendo la aprobación del Pleno municipal.

Las mercantiles locales podrán solicitar hasta el 25 de septiembre esas subvenciones, creadas con el objetivo de compensar las pérdidas que tuvieron por cerrar sus puertas o ver notablemente reducidas sus cifras de negocio. «Queremos proteger el interés general de los vecinos y vecinas de Munera, dando soporte económico a los negocios de autónomos, microempresas, pequeñas y medianas empresas y que desde el Ayuntamiento se ayude a una reactivación económica de nuestro pueblo lo antes posible» aseguraba en su día el alcalde de la localidad, Desiderio Martínez.

De acuerdo a las bases definitivas, se concederá una cantidad fija de 350 euros para personas físicas y jurídicas, con o sin trabajadores a su cargo, para compensar las pérdidas económicas en sus negocios ocasionadas por la crisis sanitaria. Esa cuantía se otorgará, según detalla la convocatoria, a aquellas que se vieron obligadas «a la suspensión de su actividad económica conforme a lo dispuesto en el artículo 10 del Real Decreto 463/2020», así las que «no habiendo suspendido su actividad económica, hayan sufrido una reducción de su facturación en el segundo trimestre de 2020 de al menos el 75% en relación al mismo trimestre de 2019». Esas circunstancias deberán acreditarse a través de una declaración responsable y una serie de documentos requeridos.

Para poder acceder a las ayudas, los solicitantes deben tener su domicilio fiscal y, en su caso, el local de desarrollo de la actividad en el término municipal de Munera y acreditar que la actividad afectada por el cierre del establecimiento no se ha visto compensada por un incremento de la facturación mediante un incremento del volumen de negocio online o telefónico.

(Más información en edición impresa)