Empates para un ascenso

Juan Carrizo
-

El Alba de Floro encadenó en 1991 siete seguidos en el Belmonte, mientras que otro con el Levante fue clave en la campaña 2002-03

Mikel Aguirregomezcorta remata de cabeza para empezar la remontada frente al Levante en la campaña 2002-03. - Foto: Jesús Moreno

En sus dos últimos compromisos celebrados en el Carlos Belmonte, el Albacete sólo ha sido capaz de sumar un empate, debido a encajar un gol en la recta final del choque que, en cierto modo, dejaba un sabor agridulce en los aficionados.
Pero la trayectoria del equipo es espectacular y el punto cosechado el pasado domingo frente al Elche sirvió para auparse a la segunda plaza y estar, junto a Osasuna, en los puestos de ascenso directo. No pierde el Albacete elCarlos Belmonte, algo que también hizo el Queso Mecánico de Benito Floro en el histórico primer ascenso a la máxima categoría.
Los empates en el Carlos Belmonte también fueron protagonistas en los dos  ascensos del Albacete a Primera División, por diversos motivos. En la temporada 1990-91 la cosa marchaba bien, pero nadie quería hablar de ascenso. Se veía como algo reservado para otros, como Deportivo o Real Murcia.
Aque no se levantase mucha euforia hasta la recta final ayudó la serie de siete empates consecutivos que el Alba cosechó en el Carlos Belmonte, una situación que en la liga de los tres puntos habría sido nefasta, pero que entonces, con los dos puntos por victoria, no supuso un problema para, al final, conseguir el ascenso.
El Alba de Floro no perdió ningún partido en casa aquella temporada 1990-91, pero los aficionados estuvieron sin ver ganar en el Belmonte desde el 3 de febrero hasta el 26 de abril, casi tres meses.

 

(Más información en la edición impresa)