El Plan Rector de las Lagunas, a exposición pública

A.G
-
Imagen de archivo de turistas en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. - Foto: Arturo Pérez

Un amplio proceso de participación pública sirvió para elaborar el borrador de la norma, que busca hacer compatibles la conservación del espacio y la realización de otras actividades

La Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales de Castilla-La Mancha abrió ayer el plazo de exposición pública del borrador del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Lo hizo con la publicación de su resolución en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), dando comienzo a un plazo de un mes para que los interesados puedan consultarlo y realizar alegaciones. Del mismo modo, se dan 10 días para el denominado «trámite de audiencia a los interesados»
El objetivo principal del documento es actualizar el plan anterior, que data de 1995, y adaptar así la normativa a los nuevos retos que han surgido en esas más de dos décadas, procurando hacer compatibles la preservación de un valioso espacio natural con la actividad turística y la económica de los vecinos de las poblaciones cercanas. 
Así se puso de manifiesto durante un amplio proceso de participación pública previo, encomendado a la FundaciónSavia. Representantes de esa entidad se reunieron con todos los colectivos locales interesados para conocer sus propuestas  y elaboraron un informe de conclusiones, en el que destacaban reivindicaciones como las de concienciar a los visitantes de la necesidad de cuidar el espacio, incentivar el turismo en temporadas bajas, acabar el retrasado plan de saneamiento de aguas o propiciar que el sector primario pudiera mantener algunas actividades dentro del espacio protegido.
El asunto de la regulación de la oferta turística está recogido de forma específica en los objetivos del borrador, que aboga por «promover un turismo sostenible, atendiendo a la viabilidad ambiental, social y económica» y asegurar la prestación de servicios públicos a visitantes, «de acuerdo con la demanda existente y su evolución previsible» para incentivar «la desestacionalización».
Por otro lado, en materia de saneamiento, además de completar todas las acometidas de núcleos dispersos, se señala la necesidad de adecuar la depuradora de Ossa de Montiel, para mejorar los parámetros de fósforo y nitrógeno en los puntos de vertido al medio.
Además, parte de las propuestas mencionadas se ven también incluidas en el apartado de Normativa General de Protección del nuevo PRUG, quizá el más importante ya que determina que actividades son compatibles, autorizables o no compatibles con los objetivos. 

(Más información en edición impresa)