El alcalde de Socovos libra una batalla por la limpieza

E.F
-

Saturnino González promueve el uso responsable de los contenedores con bandos, materiales informativos y mensajes por las redes sociales, pero pese a los avances persisten comportamientos que dañan la imagen del pueblo

Desechos abandonados detrás de los contenedores. - Foto: Ayto. de Socovos

Desde hace ya más de un año, el alcalde de Socovos, Saturnino González, no solo ejerce de alcalde, sino también de pedagogo para concienciar a todos los vecinos de la población serrana del deber que tenemos todos de depositar las basuras en el lugar que corresponde y en la manera que corresponde.

El regidor precisa que este particular tira y afloja «con una minoría» se remonta al mes de junio de 2019, cuando se publicó un primer bando en el que se recordaban los horarios para depositar las basuras, los residuos que se deben depositar en cada contenedor en función del color de cada uno, y la forma de depositarlos.

Un año más tarde, el Ayuntamiento se vio obligado a publicar un bando sobre el mismo asunto, en el que se constataba que continuaban comportamientos como la no separación de los residuos, el depósito de bolsas fuera de los contenedores, de escombros «en cualquier parte» o de envases de todos los tipos en la vía pública.

Incluso se daba cuenta de casos un tanto extremos, como depositar «restos de brasas encendidas» y hasta «animales muertos» en el interior de los contenedores. Pese a ello, el alcalde socoveño hizo gala de paciencia, y en el segundo bando recordó otras vez de forma detallada las formas de uso de los contenedores, así como los residuos que deben ir al punto limpio.

En el bando, García apelaba «al sentido común y a la responsabilidad de todos» y pedía «un pequeño esfuerzo para que, entre todos, mantengamos dignamente nuestros espacios públicos», no solo por una cuestión primordial de civismo, sino también porque el pueblo también vive de los visitantes que llegan en verano, por lo que hay que cuidar la imagen «para que el turismo rural nos genere un beneficio económico».

(Más información en la edición impresa)