«Voy al Giro con el objetivo de ganar una etapa»

Juan Carrizo
-

El ciclista Héctor Carretero, natural de Madrigueras e integrante del Movistar Team, se ve "capacitado" para ello tras hacerse con el premio de la montaña en la prestigiosa y dura Tirreno Adriático

Carretero celebra su premio de la montaña en la Tirreno Adriático - Foto: Movistar Team (bettiniphoto)

Tras el confinamiento, Héctor Carretero se encontraba preparado para poder demostrar su crecimiento como ciclista en su cuarta campaña ya dentro del Movistar Tema, y el momento le ha llegado en la Tirreno Adriático, en la que se adjudicó el premio de la montaña justo en el momento el que el seleccionador nacional Pascual Momparler decidía incluirle en la preselección de 17 corredores para el Mundial de Ciclismo que se disputará del 24 al 27 de septiembre en la localidad italiana de Emilia Romagna.
Carretero tuvo unos problemas mecánicos en las primeras competiciones tras el regreso después del confinamiento, pero se solucionaron y llegó con ilusión a la Tirreno Adriático, de la que sale todavía más optimista y con ganas de «liarla», como se dice en el argot ciclista, en el Giro de Italia que comienza el próximo 3 de octubre, donde su sueño es pelear por un triunfo de etapa.
¿Cuándo se da cuenta de que puede llevarse el premio de la montaña en la Tirreno Adriático?
Llegue a la carrera con el objetivo de disputar una etapa. Venía de una mala racha, que ya se había solucionado y logré meterme en una buena fuga. La mala suerte es que nos cazaron a 10 kilómetros de meta, pero me puse líder de la montaña y ya que estábamos ahí decidimos defender el maillot verde hasta el final.
A partir de ahí se trataba entonces de sumar puntos para mantener el maillot.
Así es. No era el objetivo inicial del equipo, pero ya que lo teníamos en la mano había que aprovecharlo y pude llegar al final con el maillot.
Es un premio menor, pero no deja de ser un premio.
Eso es así. Es un premio que te demuestra que todo el trabajo que estamos haciendo para llegar de la mejor manera a nuestro verdadero objetivo, que no es otro que el Giro de Italia, pues va muy bien encaminado.
Habla de una mala racha en esas primeras clásicas en las que participó a la vuelta a la competición. ¿Qué ocurrió?
Cuando volvimos a competir tuve unos problemas de tema mecánico, pero ya se solucionaron y parece que he vuelto a tener las buenas sensaciones que tenía mientras entrenaba para la vuelta a la competición. De ahí que hayamos sacado muy buenas conclusiones de la Tirreno Adriático, ya no solo por las buenas sensaciones que he tenido sobre la bicicleta, también por poder regresar con el premio de la montaña debajo del brazo. Es una victoria, un premio que te otorga seguridad y motivación de cara a lo que nos viene.

 

(Más información en la edición impresa)