Desmantelada la mayor plantación de marihuana bajo tierra

M.G
-

La Policía Nacional halla una importante plantación de marihuana, con más de 1.000 plantas, bajo un olivar en una finca del Cerro de los Palos (Toledo). Además, ha detenido a cuatro varones, uno de ellos menor.

Desmantelada la mayor plantación de marihuana bajo tierra

Un olivar con mucho ajetreo aunque a simple vista pasase desapercibido. La Policía Nacional ha desmantelado recientemente una gran plantación de marihuana que se escondía a cinco metros de profundidad, debajo de un terreno de olivos en una finca del Cerro de los Palos, en Toledo. Se trata de una importante operación, tanto por el volumen de plantas halladas como por la importante actividad de este grupo delictivo que tenía montado un negocio con el que pretendía obtener un millón de euros anuales.
La operación vinculada al tráfico de drogas sería una más de las que investiga la Policía Nacional si no fuera por su carácter «singular», ya que la plantación se escondía bajo tierra en una amplia galería de 300 metros cuadrados, lo que supone el mayor cultivo «en mina» hallado en el país por este cuerpo policial. El delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, agradeció «la coordinación» de las fuerzas de seguridad en esta compleja operación, que ha contado con la Policía Nacional de Ciudad Real, la Local de Alcázar de San Juan, y la Unidad  de Prevención y Reacción (UPR) de Toledo.
La operación en sí se ha saldado con la detención de cuatro varones, uno de ellos menor de edad. Entre ellos, se encontraba el dueño de la finca en la que se ha hallado la plantación. La Policía Nacional ha evitado también con su actuación que este grupo «en plena expansión» construyera otra galería similar aledaña para poner en marcha otro gran cultivo de marihuana bajo tierra. Se calcula que los delincuentes podían obtener unos 280.000 euros por cosecha y pueden darse hasta cuatro al año.

Tierraseca subraya que los delitos relacionados con el tráfico de drogas «son el mayor reto de las fuerzas y cuerpos del Estado y también para toda la sociedad porque  está en juego la salud de la ciudadanía».