Alaminos: "En el CB Villarrobledo nadie se cree estrella"

Cristóbal Guzmán
-
Artur Alaminos bota el balón durante un partido reciente. - Foto: Arturo Pérez

El ala-pívot cumple su tercera temporada en un CB Villarrobledo al que ayudó a vivir la mejor etapa de su historia con un ascenso y una arranque de temporada espectacular en la nueva categoría

Artur Alaminos (Montblanc, 1991) es una de las referencias en el vestuario de un equipo en el que asegura sentirse feliz tras conseguir su objetivo de volver a jugar en la Liga LEB Plata con un CBV que está sorprendiendo a propios y extraños. El ala-pívot explicó a este diario los 'secretos' del éxito de su equipo.
P: ¿Se hubiese creído este arranque de temporada hace tres meses?
R: Si me hubiera preguntado en pretemporada por todo lo que está pasando, hubiese dicho que no. Sobre el papel, éramos un equipo de Liga EBA sin experiencia en la categoría salvo Miguel y Turi, pero ya en la propia pretemporada vimos que íbamos a depender más de nosotros mismos que del rival. Con un poco de suerte y confianza, hemos ganado los primeros cinco partidos.
P: ¿Le ha sorprendido el nivel de la categoría? ¿Se esperaba más o menos?
R: Hace cuatro años ya tuve la oportunidad de jugar en la Liga LEBPlata en Tarragona. Sabía que el nivel físico iba a ser más alto y que los árbitros permiten más contacto y los choques verticales. No te puedes despistar porque si no eres duro, te la comes.
P: En cualquier caso, la adaptación parece inmejorable.
R: Sí, y además Júnior es un entrenador exigente que te pide esa intensidad y dureza en cada entrenamiento porque, en caso contrario, no tienes nada que hacer.
P: ¿Cuál es la razón principal de este óptimo rendimiento?
R: La más importante es la unión del equipo basada en que no hay egoísmos. En el segundo partido, Jalen Nesbitt hizo 31 puntos con un 51 de valoración, pero si otro día no mete las canastas, habrá otro que lo haga y acepta otro rol. En el último partido, Milan aceptó que no era un partido para él y se fue contento porque el equipo ganó. No hay nadie que se crea una estrella y todos vamos a una.
P: Hábleme de la labor del entrenador. Todo el mundo dice que es otra de las claves.
R: El año pasado hubo alguna oferta y un poco de duda, pero cuando me dijo que se quedaba, automáticamente decidí lo mismo. Es muy meticuloso y autoexigente. Busca nuestras virtudes enfocadas a donde podemos hacer daño al rival, siempre tiene cosas preparadas, no le importa levantarse a las cinco de la mañana, es un trabajador nato y lo contagia.
P: Llama la atención que ganen todos los pulsos en finales ajustados.
R: Es nuestra consigna. No somos el equipo con más talento y poco a poco, con trabajo, intentamos llegar a los últimos minutos con opciones. Por suerte hasta ahora ha salido cara.
P: Ahora vienen curvas con los primeros clasificados en sucesivas jornadas.
R: Y el CB Vic, que ha cambiado de técnico. El primero es el HLA Alicante, que será muy duro por su capacidad física e interior que nosotros no tenemos, pero intentaremos rascar una más con esa consigna.
P: Deben gozar cuando se codean con equipos de ciudades como Alicante,Murcia, Girona...
R: Son equipos asentados, como también el Albacete Basket o el FGLa Roda. La plantilla del Real Murcia es la mejor del grupo este de largo y el Alicante también tiene calidad de sobra.
P: Resulta sorprendente la disparidad de resultados en los equipos de la provincia.
R: Son dinámicas distintas. El JFGLa Roda tiene una buena plantilla, pero se la ha escapado alguna victoria en los últimos minutos, al contrario que en la temporada pasada, pero con los últimos fichajes y el trabajo de Alejandro González, irá hacia arriba. El Albacete Basket no tiene una plantilla mala, pero cuando se entra en la dinámica de no encontrar cierta regularidad en el juego, pierdes por detalles en una liga tan igualada.
P: ¿Cómo se lo toma la afición? Se respirará cierta euforia.
R: La gente no se lo cree. Cuando voy a comprar la comida con mi novia, me paran y me dicen que este año es una pasada. Pero intento pedir paciencia porque ni antes éramos tan malos, ni ahora tan buenos. Nos queda un mundo y hay que ir poco a poco, aunque también entiendo que el público tenga esa ilusión y nos anime en el Pintores. Se nota mucho cuando jugamos en casa.
P: Esta es su tercera temporada en Villarrobledo, que lo considerará ya como su casa.
R: Sabía donde venía. Me han tratado como a un hijo y eso se agradece. Vine después de una temporada muy mala, cogí confianza y le dije a Júnior que quería jugar en LEBPlata. Me dijo que confiara en él, le hice caso, ascendimos, estoy como en casa y a quien quiera venir a jugar aquí, siempre le digo que están pendientes de ti las 24 horas. Eso no se paga con dinero.