El Alba volvió a perder

Juan Carrizo
-

0
Albacete Balompié
2
SD Ponferradina
Finalizado
El conjunto manchego sufrió su segunda derrota frente a una Ponferradina más efectiva y que tuvo el control del partido en gran parte del mismo, frente a un Albacete que empieza a preocupar a pesar de llevarse solo dos jornadas

Paris Arot intenta frenar a Manu Fuster. - Foto: José Miguel Esparcia

El Albacete volvió a perder, esta vez en casa y frente a la Ponferradina, que fue más efectiva y mostró muchas más hechuras que un conjunto manchego impreciso y que solo funcionó a balón parado. 
Alcaraz repetía con Silvestre y Jean Jules en el centro del campo y el equipo volvió a estar sin timón. 
La primera parte resultó igualada, aunque la Ponferradina se mostró con las ideas más claras a la hora de mover la pelota, mientras que el peligro del Alba llegó a balón parado. Ortuño se mostró muy activo y suya fue la mejor ocasión, con un disparo desde la frontal que se estrelló en el larguero. Antes, Zozulia había rematado fuera desde el secundo palo un buen balón de falta botada por Caballo y otro balón se había estrellado en el palo después de rebotar en Fuster tras rematar Silvestre otra falta lateral.
La Ponferradina tuvo una gran ocasión en las botas de Paris Adot, que se encontró el rechace de Tomeu a un remate de Manu, pero con toda la portería para él la mandó alta. Ya al filo del descando Jean Jules cometió uno de esos errores que se pagan caro, al dar un pase atrás defectuoso que sirvió para que Yuri batiera a Tomeu y la Ponferradina se fuera al descanso con ventaja.
En la segunda parte el dominio fue mayor de la Ponferradina. Los cambios introducidos por Alcaraz no ofrecieron nada. La precipitación y los nervios llegaban pronto porque no había ideas ni fluidez.
El balón era del rival y asi llegó el segundo de los leoneses obra del recién entrado Pablo Valcarce. Quedaban 20 minutos, pero el partido parecía sentenciado y tanto fue así que más cerca estuvo el tercero de la Ponferradina que el gol de un Albacete que empieza a preocupar y eso que esto no ha hecho mas que empezar.