La Junta quiere declarar BIC las torres de telégrafos

EFE
-
Esta es la torre de Iniesta - Foto: Turismo CLM

Es un conjunto que formaba parte de la línea Madrid-Barcelona y del ramal de la capital de Cuenca, un patrimonio singular con un valor histórico y paisajístico indudable que la Administración regional ha considerado que debe ser preservado.

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha iniciado los trámites para declarar las líneas de telegrafía óptica de la provincia de Cuenca como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Sitio Histórico. El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica hoy la resolución de la Viceconsejería de Cultura por la que se inicia el expediente para la declaración, en la que se destaca que la provincia conquense cuenta con el mayor conjunto de torres de telegrafía óptica del territorio nacional.
Un conjunto que formaba parte de la línea Madrid-Barcelona y del ramal de la capital de Cuenca, un patrimonio singular con un valor histórico y paisajístico indudable que la Administración regional ha considerado que debe ser preservado.
En concreto, las líneas de telegrafía óptica objeto de la declaración de BIC están ubicadas en diferentes términos municipales de la provincia, y el despliegue viene marcado por dieciséis torres en diferentes estados de conservación y por los espacios sobre los que se asentaron dos de las cuatro torres desaparecidas.
Según la resolución, el objetivo del Gobierno regional es la protección del entorno inmediato de cada una de las torres de telegrafía óptica, independientemente de su estado de conservación actual, teniendo en cuenta la doble necesidad de preservar sus restos materiales y mantener la línea visual entre torres.
De este modo, pretende controlar futuras actuaciones de urbanización, roturación, plantación, reforestación, adecuación de espacios, instalación de antenas de telecomunicaciones, parques eólicos, tendidos eléctricos o cualquier otra actividad que implique una afección a los restos materiales de las torres.