¡Tamborada de la Unesco!

G.G.
-

Encarnita Onrubia fue investida como Tamborilera del Año en Hellín y se convierte en la primera mujer distinguida por la Asociación de Peñas de Tamborileros en los más de 30 años que se lleva a cabo la iniciativa

Encarnita Onrubia, en el centro, en un momento del acto de nombramiento como Tamborilera del Año. - Foto: Rubén Serrallé

Encarnita Onrubia fue investida en la tarde de ayer como Tamborilera del Año, convirtiéndose en la primera mujer distinguida por la Asociación de Peñas de Tamborileros en los más de 30 años que se ha llevado acabo esta iniciativa. Desde la Asociación de Peñas quisieron destacar el trabajo que desarrolló la Tamborilera del Año en el tiempo que fue presidenta de la entidad y que fuese en 2010, durante su mandato, cuando se puso en marcha el expediente que ha dado como resultado que la Unesco distinga a las tamboradas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
 El acto se celebró pasadas las cinco de la tarde en el Jardín Martínez Parras, donde se le hizo entrega de la túnica negra y el trofeo realizado por Collaut Valera, en presencia del alcalde, Ramón García; el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, y otros miembros de la corporación municipal.
El grupo se desplazó tocando el tambor, con lentitud y acompañados por centenares de tamborileros por la calle Sol, hasta el salón de plenos del Ayuntamiento, en donde se celebró un acto institucional y se le hizo entrega de una placa conmemorativa.
Hay que recordar que el toque de tambor se inició ayer a las tres de la tarde y que la primera tamborada concluye cuando se recoge la procesión de la Oración del Huerto.
La Tamborilera del Año recuerda que este es un año especial, «porque la Tamborada de Hellín ha sumado, a su declaración como Fiesta de Interés Internacional (conseguida en 2007), el reconocimiento recién estrenado por parte de la Unesco,  título por el que junto a otras personas también de Hellín, trabajé incansablemente para conseguirlo».
Llamamiento. Encarnita Onrubia hizo un llamamiento público en los días previos para que todos los hellineros acudieran  al acto, con el fin de «compartirlo con todos. Les espero con la sonrisa de quien se muestra feliz y con el abrazo de quien se siente eternamente agradecido. Gracias Hellín, siempre en mi corazón». 
 Como suele ser habitual, en esta intensa jornada, también se vive uno de los momentos más esperados, con la llegada al Rabal del Cristo de Medinaceli y de Los Azotes, procedentes de la Parroquia de San Roque  que van abriéndose paso entre la multitud de tamborileros. Se trata del traslado de estas imágenes hasta la iglesia de la Asunción, para participar en la procesión de la Oración del Huerto y que, según la propia Asociación de Cofradías, «es uno de los momentos únicos e inigualables de nuestra Semana Santa, con el paso por el Rabal, por donde las imágenes van arropadas por miles de tamborileros».
Para hoy está prevista la realización de múltiples actividades, que se iniciarán a las 11 de la mañana con un acto que cada año va ganando más adeptos, como es el de la solemne puesta en andas del Cristo Crucificado, organizado por la Real Cofradía de Cristo Crucificado y Virgen de las Angustias. 
Por la tarde se prevén tres traslados, el del Grupo Escultórico del Cristo de la Coronación de Espinas, desde la parroquia del Corazón de Jesús al colegio Nuestra Señora de los Dolores, en donde se iniciará la procesión del Silencio. Y la hermandad de la Negación de San Pedro, cofradía del Ecce Homo, Archicofradía Jesús de Medinaceli, cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia ante el indulto de Barrabás y la cofradía del Cristo de la Clemencia, desde la parroquia de la Asunción, por la plaza de le Iglesia, el Sol, Juan XXIII, Melchor de Macanaz y Antonio Cifuentes, para continuar el desfile con la procesión del Silencio, que se iniciará a las 19,30 horas en el colegio Nuestra Señora de los Dolores. Abre el desfile la banda de San Antonio Abad, y también participa Nuestra Señora del Dolor, Jesús del Gran Poder y Nuestro Padre Jesús de la Misericordia. Al terminar la procesión dará comienzo la tamborada de Jueves Santo, que durará hasta la recogida de la procesión de la Bajada del Calvario.