El informe del último trasvase avanza un envío de 57,6 Hm3

La tribuna
-

El documento técnico apunta que solo se podrán mantener derivaciones de 20 hectómetros cúbicos dos meses y sugirió una de 19,2 para octubre

El informe del último trasvase avanza un envío de 57,6 Hm3 - Foto: Francisco Romero

luis j. gómez / toledo
El año hidrológico, que arranca en octubre, ha comenzado con un nuevo trasvase para este mes de 19,2 hectómetros cúbicos. Yno será el único. El informe técnico que se elaboró para la última Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura avanza una previsión de un envío de 57,6 hectómetros cúbicos hasta diciembre, que sería el primer trimestre del año hidrológico. «El volumen máximo que se podría trasvasar en el trimestre sería de 57,6 hectómetros cúbicos», reza el documento. 
El informe lo hace el Cedex, el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, que depende del Ministerio de Fomento, aunque la decisión se toma en el Ministerio para la Transición Ecológica. En estos momentos hay en los embalses de cabecera 455,46 hectómetros cúbicos, repartidos entre los 239,81 hectómetros cúbicos de Entrepeñas y 215,65 de Buendía. Están al 18% de su capacidad. Así que la previsión del informe dejaría los embalses por debajo de los 400 hectómetros cúbicos, que es la barrera no trasvasable (nivel 4).
El Cedex cuenta que hasta fin de año los embalses de cabecera no bajarán hasta ese nivel 4, sino que se mantendrán en nivel 3, que sigue siendo de «situación hidrológica excepcional», lo que limita los trasvases mensuales a 20 hectómetros cúbicos. Eso sí, avisa de que ese ritmo no se podría mantener durante esos tres meses.
«Solo se podría mantener el volumen mensual máximo de trasvase de 20 hectómetros cúbicos durante los dos primeros meses», advierte. Quizá por eso, la recomendación que han hecho para este mes de octubre no ha sido de llegar a ese máximo, aunque se ha quedado muy cerca. «De acuerdo con el método previsto para situaciones hidrológicas excepcionales, el trasvase resultante para el mes de octubre es de 19,2 hectómetros cúbicos», apunta.
El informe recoge que esos 19,2 hectómetros cúbicos aprobados no se van a poder derivar ipso facto. Indica que durante las primeras seis o siete semanas del año hidrológico se cerrará el canal para realizar labores de mantenimiento y reparación de averías. De hecho, por el canal no pasa agua desde octubre, según datos recogidos por el aforo del canal del Sistema Automático de Información Hidrológica (el SAIH) del Tajo.  Se espera que el agua vuelva a correr en noviembre con un caudal de 12 metros cúbicos por segundo. 
El informe tiró por lo bajo a la hora de hacer el cálculo de aportaciones (lluvia) para Entrepeñas y Buendía del último mes cerrado. Calculó una recarga de 21,1 hectómetros cúbicos, pero al final fue de 23,5. Así que casi toda esa aportación nueva se irá por el trasvase al Segura con la derivación aprobada para octubre de 19,2.
Sin embargo, a la hora de calcular cuánta agua se iba a evaporar en el mes de septiembre, la estimación se fue por lo alto. El informe apuntaba a una evaporación de 5 hectómetros cúbicos y al final fue algo menos, ya que se quedó en 4,7.
El informe que hace el Cedex dedica una parte al Alto Guadiana, pues el canal del Tajo-Segura está conectado con Las Tablas de Daimiel por si fuera necesaria una inyección de agua, algo que no se ha hecho desde el año hidrológico 2012-13. Por eso el documento recoge que la normativa establece que podría enviarse este año un máximo de 30 hectómetros cúbico para encharcar este parque nacional. Se suma que está en horas bajas, con solo 89 hectáreas encharcadas cuando en primavera estaban en las 600.

La mitad de la recarga en cabecera de precipitaciones acabó en el Levante

 
El informe técnico del último trasvase deja claro que el año hidrológico que se ha acabado ha llovido menos. Las aportaciones a Entrepeñas y Buendía fueron de 604 hectómetros cúbicos en los doce meses comprendidos entre octubre de 2018 y septiembre de 2019. Es una reducción notable con el promedio del período, que está en los 745 hectómetros cúbicos. Es decir, que la cabecera recibió casi un 19% menos de agua.
En el año hidrológico que ha acabado se enviaron al Levante un total de 313,6 hectómetros cúbicos por el trasvase. Esto significa que más de la mitad de las aportaciones que recibió la cabecera del Tajo acabaron en el Segura. 

 

El último año hidrológico salió casi tanta agua para el Segura como para el Tajo

 
Los embalses de Entrepeñas y Buendía son los que tienen más capacidad de la zona del Alto Tajo. A lo largo del año se va desembalsando agua para el caudal del río y para las necesidades de la cuenca.Los desembalses de referencia para todo el año suman un total de 365 hectómetros cúbicos, pero el último año hidrológico se desembalsó menos, en concreto 349,5. 
Eso implica que no hubo mucha diferencia entre el agua que salió de Entrepeñas y Buendía para el Tajo y la que se fue al Segura, que sumó 313,6 hectómetros cúbicos. La cabecera del Tajo vertió a su río solo de 35,9 hectómetros cúbicos más en doce meses en comparación con lo que nutrió al Segura.