Castilla-La Mancha quiere ser un «Destino gastronómico»

C. S. R.
-

Dentro del ámbito turístico, la Junta va a apostar el año que viene por sus marcas propias, como la 'Red de Hospederías', que estrenará dos nuevos destinos

Castilla-La Mancha quiere ser un «Destino gastronómico» - Foto: Rueda Villaverde

La gastronomía se ha convertido en un reclamo de gran valor añadido para el turista que se acerca a Castilla-La Mancha, especialmente tras el éxito de la iniciativa ‘Toledo, Capital Gastronómica’, allá por 2018. Es por ello que una de las grandes apuestas de la Junta de Comunidades para el año que viene pasa por poner en marcha el proyecto «Destino gastronómico 2020».
Una apuesta por desarrollar ‘marcas turísticas propias’ de Castilla-La Mancha a la que se suma la ya anunciada iniciativa de crear un red regional de ‘municipios turísticos’. Y a otras como la creación de la plataforma online ‘Castilla-La Mancha: abierta 365 días al año’ que pretende aglutinar y promocionar en un solo por portal todo el calendario de eventos culturales, festivos, de ocio y turísticos de la comunidad, o la implantación de una nueva señalítica, aún por definir, en los diferentes destinos.
En esta misma línea potenciar una ‘marca’ regional, también está ya prevista para 2020 la ampliación de la llamada ‘Red de Hospederías’, con la inauguración de los establecimientos proyectados en el antiguo convento de Santo Domingo de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real)y en la Real Fábrica de Bronce de Riópar (Guadalajara).
Con un presupuesto de algo más de 10 millones de euros para la promoción turística, el Gobierno regional se ha marcado el reto de «seguir incrementando el número de turistas que acuden a Castilla-La Mancha» y, especialmente, de aquellos que pasan aquí la noche.
Con todo, la asistencia a ferias seguirá siendo en este sentido uno de las acciones que más presupuesto se lleve en materia de Turismo. Para 2020, Castilla-La Mancha participará en 15 ferias, invirtiendo en ello cerca de 1 millón de euros, a los que habría que unir los más de 300.000 euros previstos en merchandising.