El gasto en apuestas crece más de un 30% en dos años

ANA MARTÍNEZ
-

Se estima que el pasado año se apostaron más de 19 millones de euros, una media de 61 euros por vecino mayor de 20 años, entre los 45 salones de juegos, siete de apuestas y un casino que había en la provincia

El gasto en apuestas crece más de un 30% en dos años - Foto: Reyes Martí­nez

La inmediatez se ha impuesto también en el juego. La posibilidad de apostar un solo euro y que se pueda multiplicar por cinco como mínimo en apenas unos minutos es sabrosa. Internet, su facilidad y su rapidez, ponen el resto a un caldo de cultivo que ha despertado la preocupación en las familias españolas, alertadas por el aumento de la prevalencia del juego patológico entre la juventud, alarmantemente desde que se legalizaron las apuestas deportivas online.
A fecha de hoy, según datos proporcionados a este diario por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, la provincia de Albacete cuenta con 47 establecimientos vinculados al sector del juego y las apuestas, cinco menos que en el año 2018. De ellos, casi un 60% se localizan en la capital, que ha registrado un cierre en lo que va de año. Asimismo, 44 de estos negocios están considerados como establecimientos de juegos -donde también se pueden realizar apuestas deportivas a través de máquinas expendedoras-, dos como juegos-apuestas y uno como casino, el de Tesifonte Gallego en la capital.
En su conjunto, la provincia de Albacete cuenta con un salón de juegos y apuestas por cada 6.646 habitantes mayores de 20 años.
Fue el Gobierno de María Dolores de Cospedal el encargado de reformar en 2013 la normativa que regula el juego de azar y las apuestas en Castilla-La Mancha, modificación con la que se extendieron los permisos para instalar juegos hasta entonces reservados solo a los casinos, como el póker, la ruleta americana o el Black Jack. Desde entonces, la apertura de estos locales se ha multiplicado por dos y medio en esta provincia, pasando de los 19 que funcionaban en 2014 a los 47 de 2019, número en el que ya figuran los dos nuevos establecimientos autorizados para Madrigueras y Villamalea, que todavía están adecuando sus instalaciones.
«Las autorizaciones para estas nuevas casas de apuestas se concedieron en 2018», explica el diputado provincial de Unidas Podemos-IU, Nacho Díaz, quien asegura que su apertura está «próxima» y que los respectivos ayuntamientos nada han podido hacer para impedir la licencia de apertura porque «cumplen la legalidad». A pesar de ello, la puesta en marcha de estos dos negocios ha generado «bastante rechazo», al menos en Madrigueras, de ahí que ya se estén preparando futuras movilizaciones.
El dinero que destinan los albacetenses a este tipo de apuestas deportivas es otro cantar. El Anuario del Juego en España 2019 que se presentó este mismo jueves, recoge solamente el gasto en apuestas deportivas por provincias de Castilla-La Mancha correspondiente al año 2016. A partir de ahí, ese mismo dato pasa a ser autonómico y no se desglosa por provincias.
No obstante, las cifras publicadas en el citado Anuario del Juego corroboran que las cantidades jugadas en apuestas deportivas de gestión privada en el conjunto de la Comunidad Autónoma han subido un 35% en dos años, pasando de los 51,7 millones de euros de 2016 a los 80,5 millones de 2018, un incremento similar al que corresponde a la provincia de Albacete, en función del porcentaje que esta representó en el año 2016, que fue del 24%. Por la misma regla de tres, la estimación es que Albacete apostó en 2018 más de 19 millones de euros, es decir, una media de 61,8 eurosal año por cada habitante mayor de 20 años.
Un consumo en crecimiento. En las conclusiones de este Anuario se admite que las apuestas presenciales, salones de juego y prácticamente todo el juego online está en «crecimiento», a diferencia del declive que experimentan otros productos como La Quiniela y las otras apuesta deportivas de Loterías y Apuestas del Estado, además de la gama de cupones de la ONCE.
En resumen, las casas de apuestas se han multiplicado por dos y medio en cinco años en la provincia de Albacete y las cantidades que se destinan a probar suerte se han incrementado un 36% en dos años, a pesar de que la Junta de Comunidades ordenó la paralización de licencias en mayo de 2019, a la espera de endurecer la regulación de la Ley del Juego y Apuestas en 2020. «Esta ley contribuirá a proteger a los colectivos sensibles a este tipo de actividades y, al mismo tiempo, posibilitará una implantación planificada de este sector», confirman fuentes de la Consejería de Hacienda, desde donde aseguran que esta futura Ley fomentará las políticas de juego responsable, protegerá a los colectivos más vulnerables como los menores, restringuirá la autorización de nuevos establecimientos y endurecerá el régimen sancionador.
 

Más información en edición impresa