El PP plantea un bloque de enmiendas a la madrileña

C.S.Rubio
-

El PP pide una bajada de impuestos similar a la de Madrid e incluir becas y ayudas a la rehabilitación viviendas para guardias civiles y policías nacionales

El PP plantea un bloque de enmiendas a la madrileña


El PP regional apuesta por la receta madrileña en sus enmiendas a los presupuestos regionales para 2020, registradas hace unos días en las Cortes regionales. Un modelo en el que los ‘populares’ siempre se han mirado -la equiparación de impuestos con Madrid es un mantra siempre que están en la oposición- y que incluye como nuevo ingrediente la inclusión de una línea de ayudas sociales para guardias civiles y policías nacionales, que van desde becas de guarderías y de transporte, a ayudas para rehabilitación de viviendas.
Empezando por estas ayudas para las Fuerzas de Seguridad del Estado, el presidente del PP regional, Paco Núñez, explica que el objetivo de estos incentivos es hacer más atractiva la región para estos agentes y paliar así la falta de efectivos de la que adolece la región, en la que muchas plazas están hoy sin cubrir, especialmente en las zonas rurales. En este sentido, la enmienda ‘copiada’ a Madrid tiene un montante de 3,8 millones de euros y, además de las ya citadas ayudas sociales, plantea la colaboración de la Junta en el arreglo de cuarteles y comisarías.
En cuanto a los impuestos, el mensaje es el mismo que siempre y pasa, a grandes rasgos, por bajar el IRPF siete puntos, bonificar los impuestos de sucesiones y donaciones al 99%, bajar del 6 al 4 por ciento el de Transacciones o eliminar a lo largo de la legislatura la tasa a los hidrocarburos. Y es que, según Núñez, Castilla-La Mancha necesita de una bajada de impuestos para incentivar su actividad económica, especialmente en las zonas de más contacto con la comunidad vecina, como son los corredores de La Sagra y el del Henares.  Como advierte,  en Madrid y ahora en Andalucía «se están aplicando estas rebajas de impuestos y se está generando empleo por encima de la media».
Para Núñez las cuentas regionales para 2020, que previsiblemente se aprobarán a finales de diciembre, son totalmente irreales. Por una parte está el hecho de que no se sabe a ciencia cierta cuál será la aportación del Estado a Castilla-La Mancha el año que viene, ya que el presupuesto nacional «aún es el de Montoro». Y, por otro lado, las previsiones de crecimiento de la Junta para este período están, en su opinión, por encima de buena parte de las estimaciones de los centros de estudios económicos. Un cóctel que, según apunta, degenerará en un aumento del gasto público y, con él, del déficit regional.
El ‘paquete’ de enmiendas populares -más de 220-  también incluye un importante apartado vinculado a la sanidad. Entre ellas destaca la propuesta de inyectar 15 millones de euros para reducir las listas de espera. A falta de conocer el documento completo de las enmiendas, que las Cortes publicarán en breve, la propuesta popular parece que pasaría por volver a poner en marcha un plan de choque similar al que implantó Cospedal en los últimos años de su mandato.