AMAC exige que se les reconozca una discapacidad

J.G.
-

La Asociación de Afectadas de Cáncer de Mama pide una zona de estacionamiento en el Hospital para todos los enfermos que reciben tratamiento de larga duración

Imagen de un instante de la Marcha Rosa de AMAC. - Foto: Víctor Fernández Molina

GALERÍA

Día internacional del cáncer de mama y Marcha Rosa

La Asociación de Mujeres Afectadas de Cáncer de Mama y Ginecológico (AMAC) ha vuelto a reivindicar que se reconozca el 33% de discapacidad a todas las pacientes que han pasado por un tratamiento de quimioterapia, aprovechando la celebración del Día del Cáncer de Mama.
Así lo ha afirmado la presidenta de la Asociación, Llanos Sánchez, en declaraciones a La Tribuna de Albacete. «Nosotros exigimos que todos los pacientes oncológicos que sufren cirugía y sufren un tratamiento de quimioterapia que va a tener unas secuelas, muchas de ellas para el resto de su vida, como el linfedema, se les reconozca un 33% de discapacidad».
En este sentido, ha recordado que los niños oncológicos ya tienen ese reconocimiento, que para las mujeres con cáncer de mama es muy importante, especialmente para incorporarse o regresar a la vida laboral. «Cuando eres superviviente de la enfermedad te quedan secuelas con las que puedes vivir, pero hay que superar los problemas sociales. Es de justicia el reconocimiento, porque los empresarios tienen subvenciones por contratar a alguien con discapacidad».
Por otra parte, también ha manifestado que era necesario crear una zona de estacionamiento para todos los enfermos que tengan que ir a tratamiento de larga estancia dentro del hospital. «Hablamos de hombres, mujeres y niños que acuden a tratamiento de día porque van a tener un tratamiento de quimioterapia o también para aquellas personas que van a recibir un tratamiento de diálisis. Personas que tienen que estar tres horas con un gotero, que no pueden  estar pendientes de la zona azul. Es algo de humanidad».
También ha reivindicado la necesidad de que no haya listas de espera, especialmente para las personas con enfermedades graves, que los diagnósticos sean inmediatos y que el hospital se encuentre en condiciones y con el personal necesario para atender a la gente con rapidez, buena coordinación y mucha humanización.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA