Avanza la reconstrucción de la zona del derrumbe en Alcalá

A.G.
-

Los trabajos pueden concluir en marzo de 2022, según indicó el alcalde, quien destacó que la reparación de muros está muy avanzada y después se repondrán las medidas de seguridad

Imagen reciente de los muros de contención reconstruidos. - Foto: C.A.

Alcalá del Júcar ya ve más cerca la conclusión de las obras de reparación del gran desprendimiento de rocas de diciembre 2016, un complejo proyecto que podría acabar en marzo de 2022, de no producirse imprevistos en su ejecución. Así lo detalló el alcalde, Pedro Antonio González, quien explicaba a La Tribuna que el plazo máximo previsto para los trabajos llegaba hasta mayo del año próximo, aunque probablemente puedan darse antes por terminados.

La reconstrucción, encomendada al grupo público Tragsa, comprendía dos fases, comenzando por la reparación de los muros de contención y viales afectados, para seguir después con la reposición de las medidas de seguridad en la pared natural desprendida. La primera está muy cerca de concluir, según indicó el regidor, «y una vez que acabe la reconstrucción a la cota más baja, que es de más fácil acceso, comenzarán con la instalación de los sistemas de seguridad, como redes de cable y mallas de triple torsión. Esa fase también es técnicamente compleja, pero podrá avanzar más rápido».

En cuanto a los trabajos ya desarrollados, rememoraba González que «se empezó a trabajar en la zona alta, donde no hay calles, para ir asegurando la zona de arriba hacia abajo. Lo primero fue asegurar la parte baja de la pared en la que se produjo el desprendimiento, donde construyeron un muro que sirve de soporte a una zona que quedó extraplomada. A partir de ahí, fueron bajando».

El alcalde destacó que «esa zona de amortiguación va a quedar muy bien, con nuevas medidas de seguridad y una estética mejorada ya que se ha aplicado un tratamiento paisajístico adecuado, con tierra vegetal en los taludes y árboles de gran porte, que pueden servir de parapeto si hubiese algún derrumbe».

De hecho, con el avance realizado por los trabajadores en los últimos meses, ya puede observarse parte del resultado «de una obra que ha sido muy lenta, pero difícilmente podría ir más rápido, ya que todo tiene que hacerse prácticamente de forma manual, sin que pueda acceder maquinaria pesada».

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)