La pequeña biblioteca ambulante

I.M.
-

Todos los viernes en los que hay mercado en Socovos, quien se acerque hasta la plaza va a encontrar, entre otros, un puesto muy especial lleno de libros, música y cine para su préstamo

Entre los lectores que acuden al bibliomercado hay gente de nuevas pero también socios asiduos de la Biblioteca Pública Municipal de Socovos. - Foto: García Guerrero

El 31 de mayo de 1960 el Patronato del Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas de Albacete aprobaba el expediente de creación de la Biblioteca Pública Municipal de Socovos.  A ubicarse en el Viejo Ayuntamiento de esta localidad, previa modificación del espacio  reservado para ella en la planta última de este inmueble, el lote inicial con el que arrancaba su actividad fue de 1.500 volúmenes, siendo inaugurada el 25 de enero de 1961, según recuerda su gestor actual y bibliotecario, Antonio García Guerrero. 
No obstante, en este lugar  permanecería, añade a continuación,  hasta principios de la  década de los 80, cuando de nuevo fue trasladada primero a la planta alta del edificio denominado Convento, donde abriría sus puertas de manera intermitente, y luego, a la entonces recién inaugurada Casa de la Cultura, a donde llegó en 1989 y en donde permanece hoy en día. 
A fecha de hoy esta Biblioteca dispone de un fondo de 10.300 ejemplares, entre lectura infantil, juvenil y de adultos, fundamentalmente, además, de publicaciones periódicas, cine, música y cd-rom. A este total, no obstante, habría que sumar otros 2.792 ejemplares, los de la Sala de Lectura de dos pedanías socoveñas, Tazona y Los Olmos, simplemente porque, explica García Guerrero, ambas bibliotecas constituyen la Red de Bibliotecas Municipales de Socovos, integrada a su vez en la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha. 
Para hacer uso de estos más de  13.000 volúmenes, entre un fondo y otro,  esta entidad bibliotecaria socoveña, que inicio en 1997 su  proceso de informatización para concluir a finales del 2001, cuenta con 697 socios, de los cuales, dice el bibliotecario, «si vamos al reparto por sexos señalar que 343 son hombres entre adultos y niños y 354 mujeres, entre adultas y niñas, sea como sea, estamos hablando, en definitiva, de  510 socios adultos y 187 infantiles». 
Asimismo cabe indicar que en breve  a estos socios se van a sumar aquellos  alumnos del IESO de Socovos que han mostrado su interés por ser usuario de esta Biblioteca gracias al programa de captación  que se ha llevado a cabo, en este caso, bajo la coordinación de la profesora de lengua.  
Los usuarios en general y en particular los socios que se acerque hasta la biblioteca tienen a su disposición no sólo la información bibliográfica que requieran sino también el poder consultar los fondos disponibles y el catálogo en línea de acceso público,  así como ir directamente al préstamo sea a título individual, colectivo e interbibliotecario, acceder a internet con varios ordenadores dispuestos para ser usados o tomar parte de las diferentes actividades que se  van programado. 
Entre estas actividades, está, comenta Antonio García Guerrero, por un lado, la celebración de un club de lectura para adultos  con reuniones a lo largo del año y que está en funcionamiento desde el 2007,  y, por otro, el préstamo de lotes colectivos al colegio o la  realización de sesiones de narración oral, tanto con público infantil como adulto. 
Esta biblioteca, además, por un lado, toma parte del programa de la Diputación Provincial , ‘Encuentros con....’ el cual,  como es conocido, permite principalmente a los lectores infantiles y juveniles  la posibilidad de encontrarse con autores de reconocido prestigio a nivel nacional, y  por otro, celebra  con eventos varios  el  ‘Día del Libro’ y el ‘Día de la Biblioteca’, a la vez que próximamente en colaboración con el Instituto de Secundaria de esta  localidad serrana va a poner en marcha un nuevo club de lectura y que tendrá como protagonistas a los jóvenes.
Pero la Biblioteca Pública  Municipal de Socovos no se queda en  las actividades  anteriores, sino que también protagoniza la llamada Biblioteca Ambulante, la cual, apunta Antonio García Guerrero,  comenzó su andadura allá por el año 2015 y desde aquel entonces hasta el momento actual se ha venido desarrollando. Como su nombre indica, detrás de esta idea, matiza, está el sacar el servicio de la biblioteca a la calle  y de esta manera, «promover la lectura a través del  servicio de préstamos de libros, facilitar  la devolución de las obras, dar cuánta información bibliográfica sea demanda, y conseguir captar nuevos socios».
En el caso de Socovos la fórmula  elegida para hacer realidad eso de llevar la biblioteca más allá de los muros de la  entidad bibliotecaria propiamente dicha  es el bibliomercado, mientras que en otros  municipios de la provincia la fórmula que ha sido elegida es la bibliopiscina aprovechándose precisamente el devenir de  los meses estivales y la apertura de las piscinas municipales. 

(Más información en edición impresa)