Preocupan las condiciones en las que viven los temporeros

Nuria Alfaro Simarro
-
Imagen de archivo de una cuadrilla de temporeros de vendimia. - Foto: Nuria Alfaro

Casi la mitad de los trabajadores que han llegado están en condiciones insalubres

La temporada estival conlleva la llegada de muchos ciudadanos procedentes de otros países para trabajar en la recogida de las frutas y verduras de temporada. Por desgracia, los temporeros no residen en las condiciones de habitabilidad mínima en muchos casos.  Situación que ha venido repitiéndose durante los últimos años.
Esta es una de las cuestiones que más preocupa este verano a los rodenses. Existe una inquietud generalizada por las situaciones que atraviesan y provocan los temporeros. Aunque no se disponen de cifras completas, puesto que es muy difícil hacer una estimación aproximada, se sabe que este año se han instalado en la localidad el doble de trabajadores temporales que otros años.
En Cáritas La Roda se ha atendido entorno a unos sesenta temporeros en los últimos dos meses. Generalmente subsaharianos procedentes de Senegal , Mali o Gambia.  Desde esta organización explican que son muchos menos de los que realmente han llegado a la localidad pero, que al organizarse por etnias, no todas consideran la opción de acudir a Cáritas a pedir ayuda. Lo que se les ha concedido han sido productos de alimentación e higiene.

irregularidades. Carmen María Mazcuñán, trabajadora social de Cáritas La Roda, asegura que algunos temporeros les han asegurado que existen numerosas irregularidades en su contratación. El agricultor no les hace directamente el contracto sino que contrata con una empresa de servicios. Ésta  a su vez cuenta con las gestiones de dos o tres compromisarios de cada etnia que son quienes buscan a los trabajadores. «En la gran mayoría de ocasiones les aseguran que les han dado de alta en la Seguridad Social por meses cuando solo es por unos días», afirma Carmen María.  Desde Cáritas insisten en que realmente se están dando casos de explotación.
Sin embargo, la característica más llamativa son las condiciones insalubres en las que viven. Es ahí en el único aspecto en el que las autoridades locales pueden tener un mayor control. Vicente Aroca, encargado de seguridad ciudadana del Ayuntamiento de La  Roda insiste en que se están llevando a cabo numerosas intervenciones administrativas cuando se detectan condiciones de inhabitabilidad. Se han dado ejemplos de personas que les han alquilado locales no adaptados para vivir en ellos con ese fin, tal y como afirman desde Cáritas Interparroquial de La Roda.
«En otros aspectos no se les puede tener más regulados ya que son ciudadanos libres que viene hasta aquí con un contrato de trabajo» dice Aroca. En definitiva, la clave por parte de todos se basa en hacer un ejercicio de convivencia.