«Yo soy notaria por vocación de servicio público»

G.G.
-

Ana Botía González, natural de Murcia y de 25 años de edad (que la convierten en una de las más jóvenes de España), es una nueva notaria de Hellín (ha abierto la oficina en la Gran Vía), adonde ha llegado porque tenía buenas referencias de la ciudad

Ana Virginia Botía. - Foto: G.G.

¿Es notaria por vocación?

La verdad es que mi vocación es la de servicio público, aunque hubo un tiempo que pensé hacer medicina e inicié el bachillerato de ciencias, pero después aposté por hacer derecho y aquí estoy.

¿Y cómo ha llegado a ser notaria en Hellín? 

Bueno, mi padre es notario, y me ha ayudado mucho a la hora de decidirme, aunque después de la carrera (obtuvo el Premios Extraordinario en el Grado), fue duro tener que encerrarme casi tres años de mi vida para preparar la oposición. Es difícil, pero se puede aguantar sobre todo si haces acopio de fuerza de voluntad, teniendo claro que es un periodo breve de tu vida, pero muy complicado, en el que estás haciendo una inversión que tiene que salir adelante. En esos momentos mi padre fue la personas clave, mi referente, y el que siempre se mostró seguro que iba conseguirlo. En esos años no hay fiestas, ni cafés, ni tertulias, ni discotecas..., alguna pequeña fiesta familiar y poco más. 

Muchos ciudadanos piensan que el trabajo de un notario se limita a firmar documentos y cobrar.

Es cierto y no me gusta, pero lo que deben saber es que nuestra función principal es la de dar seguridad jurídica al ciudadano y asesorarle para que sepa lo que firma a la hora de complementar una hipoteca, de constituir una empresa, de hacer un testamento, de recibir una herencia. En definitiva, se trata de asesorar de forma imparcial para que se aplique el derecho tal y como cada caso necesita.

Un trabajo intenso...

Intenso e importante y cada día va a más, ya que casi todas las reformas legislativas van dirigidas a que, como funcionarios públicos, colaboremos con las administraciones, por ejemplo, contra el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo.

Hacemos muchas cosas que la gente no ve o percibe, para las que tenemos que realizar un trabajo previo de estudio muy intenso.

¿Es notaria para Hellín?

La Notaría está en Hellín, pero nuestro trabajo no se limita a la ciudad ya que cualquier ciudadano puede elegirnos para que le asesoremos.

Precisamente elegí Hellín, entre otros destinos (donde había una plaza libre desde 2012), porque sabía por varios amigos que la gente es muy parecida a la de Murcia, tiene un buen número de habitantes y una gran zona de influencia con las comarcas de los Campos de Hellín y la Sierra del Segura.

Creo que en la Notaría también se pueden llevar a cabo bodas y divorcios...

Sí. Hay actos que se pueden realizar y que todavía conoce poca gente, ya que desde 2015, además, en las Notarías también pueden realizarse divorcios, siempre que no existan hijos menores, y bodas, algo que se hizo así, con el fin de descongestionar los juzgados y, lo que son las cosas, hice mi trabajo de Grado sobre la evolución histórica del matrimonio en España, algo que no tenía que ver mucho con la notaria, pero que me gustaba, y ahora me va a venir muy bien. Espero que pronto puede celebrar alguna boda en Hellín, ya que es algo que me hace mucha ilusión y seguro que será inolvidable.