Condenan a un hombre por robo de coches y atentado a agente

Josechu Guillamón
-

El procesado fue sentenciado a cuatro años, seis meses y un día de prisión, multas por un valor de 5.520 euros, 10 años sin carné de conducir y abonar unos 3.000 euros de indemnización

Imagen del Palacio de Justicia albacetense. - Foto: Consuelo López

El Juzgado de lo Penal 3 de la capital  ha condenado a un hombre a cuatro años, seis meses y un día de prisión por robar dos coches, conducir de forma temeraria y sin carné y atentar y lesionar a agentes y a una tercera persona, haciendo para ello uso de uno de los vehículos sustraídos.
Además de la pena de cárcel, que vio rebajada tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía, el procesado también tendrá que hacer frente al pago de multas por un valor total de 5.520 euros y abonar 3.010,84 euros en indemnizaciones. Por otra parte, el procesado tampoco podrá conducir por un periodo de 10 años, ya que en el momento de los hechos carecía de permiso de conducción y se puso al volante de un turismo, que condujo de forma temeraria.
Cabe destacar que éste es uno de los pocos juicios que se han celebrado en las últimas semanas en los juzgados albacetenses, a causa de la crisis del coronavirus.
Los hechos. Según la sentencia, se considera probado que el acusado, M.L.B., que en la actualidad tiene 50 años de edad y  al que le constan condenas por robo con fuerza y conducción temeraria, en una  hora no determinada de los primeros días del mes de noviembre de 2018, manipuló la cerradura y el mecanismo de arranque de un turismo. y se lo llevó del garaje particular donde estaba estacionado en Hellín, vehículo que fue recuperado el 16 de noviembre de 2018 con daños por importe de 341,22 euros. El acusado dispuso del turismo como si fuera suyo.
El 20 de noviembre de 2018 el acusado accedió a  un garaje de Hellín y al percatarse que un vehículo      estaba abierto y con las llaves escondidas en la guantera lo arrancó y lo hizo suyo. Tras su recuperación, el 24 de noviembre de 2018 el coche presentaba daños por importe de 1.052 euros. 
El 24 de noviembre de 2018 el acusado conducía el turismo  robado por la localidad de Hellín y al percatarse que había sido detectado por la Policía se escondió en un garaje de la localidad, lugar al que fue seguido por los agentes que iban en su busca. 
Viéndose el acusado sin posibilidad de huida cerró los pestillos del coche que conducía y comenzó a dar fuertes acelerones y a realizar ‘trompos’ dentro del garaje. 

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA