Sebastián Cortés se jubila el 1 de julio tras 33 años

Pedro Belmonte
-

El director de la Escuela Taurina de Albacete pone fin a su etapa laboral y recuerda que durante la misma se formaron 26 matadores de toros

Sebastián Cortés piensa seguir vinculado al mundo del toro. - Foto: Arturo Pérez

El maestro Sebastián Cortés pasará el próximo 1 de julio a la situación de jubilación como director de la Escuela Taurina de Albacete, cargo que ha desempeñado durante los últimos 33 años, una larga etapa, sin duda muy fructífera, ya que puso a la Escuela de Albacete en un lugar de privilegio entre todas las de España, Francia y América, gozando de un prestigio ganado con trabajo, esfuerzo y dedicación. El propio Sebastián Cortés habló con La Tribuna de Albacete, a un mes de su despedida. 
Por otro lado, dijo:«Todo llega y mi jubilación está aquí, a la vuelta de la esquina. Son fases de la vida que van sucediéndose y así lo tomo, con naturalidad, pero está claro que lo echaré de menos, ya que he estado muy a gusto en la Escuela, durante estos 33 años, que es toda una vida, y me da algo de tristeza por dejar de ver a los chavales con la asiduidad que lo hago ahora, pero por lo demás, ya digo que son etapas de la vida y hay que tomárselo con mucha naturalidad».
El balance que se podría hacer de esta larga etapa al frente de la Escuela Taurina de Albacete es, sin duda, excelente. «Creo que han sido 26 los matadores de toros que se han hecho en la Escuela durante mi etapa, otros 26 ó 27 novilleros con picadores, además de los novilleros que no llegaron a debutar con picadores y también ocho o 10 subalternos de alto nivel, creo que es un balance positivo y como muestra vale un botón, con el debut la pasada feria de dos novilleros José Fernando Molina y Adrián Villalba, a quienes se pudo ver rayando a gran nivel, por lo que creo que mi etapa ha dejado a la escuela en un nivel alto. Pero quiero decir algo y es que da la impresión, para algunos, que mi labor no ha tenido nada que ver en el nivel que tiene la Escuela hoy y todo se les debe a Sergio Martínez y Gonzalo González, sin que esto sea en forma de desprecio hacia ellos, todo lo contrario, ya que son excelentes personas y grandes profesionales con los que me llevo muy bien y aprecio mucho, pero sobre todo Ayuntamiento y Diputación no me están haciendo justicia y creo que no se han portado del todo bien conmigo y toda mi trayectoria, ya que los buenos resultados de ahora, son alumnos que algunos llevan cinco años en la escuela, así que algo he tenido yo que ver, pero repito que esto no es en contra de mis compañeros Sergio y Gonzalo, todo lo contrario, sino con Ayuntamiento y Diputación. Todo esto es una labor que se ha hecho con el tiempo y de un año a otro no cambian las cosas, ya que los resultados son el fruto de un largo trabajo anterior. También tengo que reconocer el gran trabajo de Antonio Rojas, con el que he estado muchos años y ahora parece que ni ha pasado por la escuela, lo que no es justo, ya que es un gran profesional y también tiene gran parte de culpa de que la Escuela Taurina de Albacete tenga el nivel del que goza hoy día».
Tantos años dan para mucho y en toda esta época ha habido situaciones y logros que se quedan marcados. «La verdad es que estoy muy orgulloso de todos los alumnos, pero si he de resaltar algo, tendía que nombrar a Sergio Felipe, quien, en su etapa en la Escuela, tuvo un tiempo en que se despistó y se desvaneció su trayectoria, por distintas circunstancias, pero entre Antonio Rojas y yo, a base de hablar con él, pudimos reconducirlo al buen camino. Y de esos ha habido unos cuantos».  

(Más información en la edición impresa).