La última cena de Dani García

Maricruz Sánchez (SPC)
-

El restaurante con el que el malagueño logró hace un año su tercera estrella dice adiós en una velada entre chefs y amigos

La última cena de Dani García - Foto: DANI GARCÁA

Sani García recibió su tercera estrella Michelin hace solo un año y, apenas un mes después, anunció algo inesperado: firmar el reconocimiento más efímero de la Historia de la famosa guía gastronómica, anticipando que pensaba cerrar el local que lo había encumbrado y que lleva su nombre en Marbella. Todo un templo de la alta cocina que, como entonces adelantó, acaba de bajar ahora la persiana, ofreciendo una última cena para familiares, amigos y hasta 40 estrellados chefs como Ferrán Adrià, Joan Roca, Quique Dacosta, Ángel León, Ramón Freixa o Paco Roncero. Un evento que puso sobre la mesa algunos de sus platos más icónicos: el tomate nitro, la sémola helada con aceite de oliva, el yogur de foie o el ajoblanco malagueño con huevas de arenque, con el que comenzó a elevar las sopas frías andaluzas a la alta cocina.
Tras dos décadas de trabajo para llegar a convertirse en uno de los mejores, el malagueño afronta con esta decisión una nueva etapa que le llevará a abrir a lo largo de 2020 entre cinco y 10 restaurantes dentro y fuera de España, «con la ilusión de dar de comer a miles en vez de a cientos», como él mismo reconoció en su última noche.
Así se lo comunicó a su equipo en diciembre, y desde entonces y hasta el cierre del lujoso local marbellí, ha realizado más de 200 servicios de un menú inspirado en su trayectoria. Formado en la Escuela de Hostelería La Cónsula (Málaga), García aclara que el adiós del restaurante, que abrió sus puertas en 2014, es una decisión «madurada y hecha desde el corazón». Un gran paso que deriva en las obras, iniciadas este pasado lunes, para convertir el establecimiento en el steak house Leña, sector que no está muy copado en frescura y modernidad y que en su versión irá más allá del solomillo para ofrecer pollos, patos y conejos asados, tapas y carnes ahumadas como el brisket.
La última cena de Dani GarcíaLa última cena de Dani GarcíaSu brasserie andaluza BiBo, presente en Marbella y Madrid, está a punto de abrir también en Doha; en mayo del próximo año inaugurará en el hotel Four Seasons de Madrid Dani’s, su marca exclusiva para la cadena; cuenta con tres sedes de Lobito de Mar y tiene la mira puesta en Nueva York, Bahamas y París. Y es que, el chef quiere crecer con otras marcas, como un concepto revolucionario de fast food que desarrollará en la ciudad de los rascacielos pero que, como todo lo que sueña y hace, tendrá connotaciones andaluzas.
Así, en su despedida, se reconocía «feliz» de cerrar una etapa en la que renuncia a «todo lo que deseó para acometer un sueño muchísimo mayor»: construir un emporio hostelero para llevar la gastronomía española y andaluza por el mundo y tener tiempo libre. «Se puede ser cocinero de muchas maneras y yo ahora quiero cocinar para el mundo entero con la misma ilusión que cuando empecé, pero con la experiencia de 20 años tras los fogones», asevera convencido.
una trayectoria de éxito. García consiguió en el 2000, a los 25 años, su primera estrella con el restaurante Tragabuches, ubicado en Ronda (Málaga), en el que desarrolló una cocina llena de intención, juventud y color. En 2010, con el restaurante Calima, en Marbella, obtuvo la segunda distinción y se convirtió en el primer chef con dos estrellas de Andalucía.
La última cena de Dani GarcíaLa última cena de Dani GarcíaEn 2013 viajó a Nueva York, y 12 meses después, abrió allí Dani García Restaurante y BIBO Andalusian Brasserie & Tapas. Pero fue en 2016 cuando apostó por la expansión de su concepto más informal, con la apertura de Bibo Madrid, y, ya en julio de 2017, puso en marcha en Marbella Lobito de Mar, que aterrizó también este año en el madrileño barrio de Salamanca.