Formación en violencia de género para todos los jueces

J.G.
-

El Consejo General del Poder Judicial extiende los conocimientos especializados a profesionales que no tienen atribuida esa competencia en exclusiva, que en la provincia podrían ser casi 20

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ofrecerá la posibilidad de formarse en Violencia Doméstica y de Género a los jueces y magistrados que obtengan plaza en alguno de los Juzgados de Instrucción, Mixtos o Penales, o en las Secciones de las Audiencias que conozcan de esta materia, pero sin competencia exclusiva sobre ella.
Por tanto, en la provincia de Albacete podrían beneficiarse de esta medida los jueces que llegaran a los tres juzgados de instrucción de la capital,  los tres o cuatro magistrados de la Sección Penal de la Audiencia Provincial y los titulares de los tres juzgados de Hellín, los dos de Villarrobledo, los dos de Almansa y los de La Roda, Alcaraz y Casas Ibáñez. Con lo que en total podrían disfrutar de la medida 16 o 17 jueces.
La propuesta del Servicio de Formación del CGPJ facilitará a los jueces y magistrados a los que está dirigido, el acceso al curso de iniciación a la Formación de Violencia de Género, pues les permitirá hacerlo de forma directa, sin necesidad de someterse a la selección previa prevista, como norma general, en el Plan Estatal de Formación de la Carrera Judicial.
Medida necesaria. Para la magistrada Cira García, titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Albacete desde hace seis años, la medida es muy positiva. «La medida es necesaria, porque los fines de semana no estamos de guardia. Salvo en partidos judiciales grandes como Madrid o Barcelona donde  los Juzgados de Violencia sobre la Mujer si hacen guardias, en el resto de los partidos judiciales sólo extienden su competencia a las horas de Audiencia, que suelen ser de lunes a viernes, con lo cual los días festivos y los fines de semana tienen que hacerse cargo de los casos los Juzgados de Guardia».
Aunque no duda de la profesionalidad de sus compañeros, afirma que siempre es mejor que tengan una mayor preparación. «Son jueces que tienen un conocimiento de la Ley y de la materia, pero que, evidentemente, al no ser su trabajo habitual, tienen ciertas carencias en algunos aspectos. Por eso me parece muy aplaudible la medida, porque los fines de semana es el juzgado de guardia el que está resolviendo órdenes de protección, adoptando medidas respecto de menores o escuchando a las víctimas y creo que ellos tienen que tener los mismos medios, los mismos conocimientos y los mismos instrumentos de formación».
Para el juez decano de Albacete, Pedro Benito López, la medida también es positiva, aunque ve dificultades en que se lleve a cabo, con la situación que tienen ahora los jueces. «Todo lo que sea formación en cualquier materia y también en materia de violencia de género, me parece positivo, el problema de la formación de los jueces es la dificultad que representa por la sobrecarga de trabajo y las dificultades de sustitución. Es perfecto que haya más formación, pero el problema es la sobrecarga de trabajo».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA