Reclaman los permisos para actuar en la zona de San Pedro

A.G
-

El Ayuntamiento de Ossa de Montiel mostró su malestar por no haber obtenido aún autorización, tras varias peticiones, para arreglar un área en la que hay árboles que amenazan con caer sobre viviendas

Imagen de archivo de los daños causados por la inundación del 20 de septiembre en Ossa de Montiel. - Foto: Ví­ctor Fernández

El Ayuntamiento de Ossa de Montiel ha mostrado su malestar con otras administraciones, dado que no ofrecen colaboración para arreglar los desperfectos ocasionados  por las inundaciones del pasado 20 de septiembre. De hecho, según su regidor, ni siquiera responden a las solicitudes de autorización para que sea el propio Consistorio quien intente reparar los desperfectos en las zonas del término municipal cercanas a las Lagunas de Ruidera.
El alcalde, Alejandro Chillerón, explica que el municipio «no tiene capacidad autónoma ni económica para afrontar este desastre y solamente estamos contando con ayuda de la Diputación de Albacete», entidad provincial que ha cedido su maquinaria para el arreglo de caminos y también confirmó recientemente una ayuda económica para actuaciones en el Parque de La Glorieta. 
Sin embargo, como recuerda Chillerón, necesitan también «urgentemente limpiar la zona de San Pedro, donde hay árboles que amenazan caerse sobre varias casas, con el peligro que esto supone». Ahí es donde se encuentran con el principal problema,  asegura, porque «ya ha pasado más de un mes y tanto la Confederación Hidrográfica del Guadiana como los responsables del Parque Natural no han movido ni un dedo». «Visitaron la zona durante los primeros días y desde ese momento están desaparecidas», añade. 
De acuerdo al alcalde, «son más de cuatro escritos y recordatorios los que se han enviado ya solicitando colaboración y permisos para actuar y no hemos recibido respuesta». Esa falta de autorización impide que el Consistorio pueda desplazar efectivos a la zona, al tratarse de un espacio protegido y situado en dominios del río. De hecho, hace ya dos semanas que el propio Consistorio publicó en redes sociales algunas de esas peticiones para anunciar que los trabajos se realizarían pronto, una posibilidad que quedó aplazada por el citado silencio administrativo.

(Más información en edición impresa)