Las máquinas entraron para demoler el CAS

Teresa Roldán
-
Las máquinas entraron para demoler el CAS - Foto: Rubén Serrallé

Los trabajos para el derribo del edificio proseguirán la próxima semana, mientras que Sanidad ya trabaja para sacar a licitación las obras del Plan Funcional del CHUA

La demolición del Centro de Atención a la Salud (CAS) es ya una realidad. Las máquinas entraban ayer por la mañana en el Hospital General Universitario de Albacete para tirar uno de sus edificios anexos, el CAS, dentro de la actuaciones previstas tras la adjudicación parcial que se producía hace unos días, y como paso previo a la adjudicación del proyecto definitivo del Plan Funcional para la reforma integral y ampliación del Hospital General.
La parte que ayer se derruía de este histórico edificio eran algunas habitaciones del edificio del CAS, justo las que dan a la parte exterior de la calle Hermanos Falcó. No obstante, fuentes del centro hospitalario confirmaron que los trabajos de demolición alcanzarán su máximo apogeo la semana próxima, aunque todavía se demorarán unas semanas más, ya que previamente los operarios han llevado a cabo trabajos de desmontaje de estructuras metálicas y otros elementos en el interior del inmueble.
El espacio que actualmente ocupa el CAS tiene unas dimensiones de entre 11.000 y 12.000 metros cuadrados que, una vez finalicen las obras, estará conectado con el edificio principal del Hospital General, albergando en su interior un hospital de día polivalente, otro Oncohematológico, una Unidad de Dolor, sala de endoscopias y varios quirófanos de cirugía mayor ambulatoria, entre otras dependencias, todavía por determinar.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA