Hacienda pone la lupa en las bodas

E.R.J.
-

La Agencia Tributaria refuerza el control para garantizar que todos los servicios contratados tributan y se facturan. Desde Apeht indican que en la provincia no se hizo aún ningún requerimiento

Las bodas son una fuente de negocio para muchas actividades empresariales y profesionales. - Foto: S.R.

Una boda es un auténtico desembolso económico para los novios y sus familias. Pero también es un negocio para muchos sectores. La afirmación no es ningún descubrimiento. Es más, las celebraciones que se disfrutaban hace una década o casi dos de centenares de invitados parecen haber pasado a mejor vida y ahora los invitados suelen restringirse a la familia más cercana y al escogido grupo de amigos. Aún así, son muchos los profesionales que intervienen para que el proceso salga como el futuro matrimonio había soñado como su día perfecto.
Hacienda ha debido pensar que seguramente todos esos profesionales cumplen con sus obligaciones tributarias pero, por si acaso, ha decidido ponerse a investigar y pedir facturas. No es casualidad el momento elegido, puesto que el buen tiempo es el momento álgido para estas celebraciones y la Agencia Tributaria no está dispuesta a aliviar el control sobre ellas.
De momento, los casos que se conocen se han concentrado en Asturias, donde sí se ha solicitado a los novios poder tener acceso a las facturas, principalmente de servicios que contratan de más envergadura, principalmente el del convite. Aunque también pueden solicitar otros, como reportajes fotográficos y de vídeos.

En 2017 (porque los datos de 2018 del INE sólo contemplan el primer semestre), en la capital albaceteña se celebraron 761 bodas y celebraciones matrimoniales, que ascendieron a 1.383 en el caso de la provincia.
En mayor o menor medida disfrutaron de los servicios contratados -en función de un evento más íntimo o en el que se tiró la casa por la ventana- pero indudablemente en todos ellos se incurrió en algún tipo de gasto, por ellos, y los novios recibieron sus regalos.
Desde el sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, tanto su presidente, Carlos Cruzado, como su secretario general, José María Mollinedo, han detallado a los medios que lo que se pretende evitar es el fraude en el sector y la economía sumergida en este millonario negocio. Para ello, Hacienda ha decidido comprobar, de momento sólo en unos pocos casos, que las empresas que ofrecen sus servicios en estas celebraciones hagan frente al pago del IVA y que no se beneficien de estas celebraciones sin hacer facturas y cobrándolas en ‘B’.
Desde la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete (Apeht) muestran su sorpresa por esta incipiente práctica de Hacienda. Aún así, su gerente, Begoña Garijo, asegura a este diario que «en Albacete no tenemos problemas en este sentido porque los hosteleros damos la factura de todo lo que hacemos. 

(Más información en la edición impresa).