Cs afronta con calma su papel decisivo en consistorios

A.G
-

La formación naranja será clave para la gobernabilidad de Almansa, Villlarrobledo y Casas Ibáñez, situación que enfrenta con la intención de defender su programa en cualquier pacto

Ángel Perea, concejal electo en Villarrobledo. - Foto: Cs

Ciudadanos se convirtió el domingo en la tercera fuerza política más votada de la provincia. Sumó 20.599 sufragios, casi un 10% de los emitidos, y superó así ampliamente a las listas de confluencia de izquierdas, que habían ocupado ese lugar en los comicios de 2015.
Las 18 candidaturas presentadas por la formación naranja sumarán 26 concejales, un notable ascenso que le da un papel decisivo para la gobernabilidad en varios de los municipios albacetenses de mayor población, como Villarrobledo, Almansa y Caudete. También en Casas Ibáñez, cabecera de la comarca de La Manchuela, sin olvidar su primer triunfo electoral en tierras albacetenses, el conseguido por Cristian Cuerda (candidato más joven de la provincia) en Robledo.
Ante esa situación, los dirigentes del partido apelan a tomar la situación con calma y no precipitarse en cualquier hipotética negociación. Así lo explicaron fuentes de la formación, que detallaron que primero se van a estudiar los resultados y posteriormente se desarrollará una estrategia, basada en hablar con el resto de formaciones, defender su programa y evitar cheques en blanco. 
«Nos dicen que tenemos la llave, pero lo que no sabemos es qué puerta abrir», comentaba con humor Ángel Perea, candidato de Ciudadanos en Villarrobledo, localidad donde obtuvo dos concejales tras haberse quedado sin representación en 2015. La estadística indica que la opción más plausible para ese Consistorio es sumar los nueve ediles del PP a los dos de Cs. Sin embargo, Perea llama también a tener tranquilidad antes de hacer más cábalas. «Es cierto que hay una lista más votada, que es la del PP, pero nosotros tenemos que hablar con todos, ver con qué programas podríamos tener más coincidencias y tomar la mejor decisión para  los vecinos de Villarrobledo», apuntaba el concejal electo.
Perea se mostró también «contento con el resultado», sobre el que aseguraba que «nos ayudó la cercanía con la gente», aunque su candidatura no se ponía límites. «Creo que teníamos el mejor equipo, pero nos faltó tiempo para darnos más a conocer», zanjaba sobre las cifras que depararon las urnas.

(Más información en edición impresa)