"Preguntas sobre Guadalajara y CLM no he fallado ninguna"

Erundino Alonso
-
"Preguntas sobre Guadalajara y CLM no he fallado ninguna" - Foto: Javier Pozo Peño

«Una de las virtudes de 'Los Lobos' es que no hay ningún tema que nos sea ajeno»

Erundino Alonso (Madrid, 1966) es uno de Los Lobos, el incombustible equipo del programa Boom de Antena 3 que ha logrado el Récord Guinness de permanencia en un concurso. Más de 300 tardes son las que José, Valentín, Manu y Erundino llevan entreteniendo con su sabiduría y cercanía al público español y demostrando que la cultura y los contenidos de calidad también puede tener un espacio destacado en la parrilla televisiva. Este madrileño, afincado en Guadalajara desde hace 12 años, disfruta cada día de esta increíble aventura.
Los Lobos han logrado el Récord Guinness de permanencia en un concurso de televisión. ¿Cómo se vive una experiencia así?
Casi todo es, en cierto modo, inesperado. Cuando uno empieza en un concurso como éste, por muy optimista que sea, no piensa que va a llegar a 300 y muchos programas que son los que llevamos en la actualidad. Intentas disfrutar y llega un momento en el que dices: «no sé cómo va a terminar esto, pero que nadie me quite el disfrutar del camino». Si te lo planteas de esta manera, saben mejor las cosas. Por supuesto, existen contrapartidas. Yo tengo mi vida, tengo mi trabajo y esto ocupa mucho espacio y, veces, es difícil compatibilizarlo. Pero, de momento, no tengo ninguna queja.
Llevan más de un millón de euros acumulados, aunque lógicamente su objetivo son los tres millones de euros del bote. ¿Cree que podremos ver a Los Lobos repetir la gesta que, hasta ahora, sólo han conseguido Los Rockcampers en el formato actual de Boom?
Sinceramente, no lo sé. Puede que sí o puede que no. La gente puede sacar sus cábalas, pero no sé qué va a ocurrir. Nosotros queremos llevárnoslo, claro. Pero si llevamos más de 300 programas y no lo hemos conseguido es porque no es fácil, pero no perdemos la esperanza.
¿Son conscientes de que, cada tarde, tienen en vilo a media España?
Aparte de los números de audiencia, eso lo percibes en la calle. Gente con nombres y apellidos que te encuentras y que notas que le hace ilusión verte en carne y hueso. Obviamente, también es una responsabilidad porque no quieres defraudar a esa gente, quieres que lo que haces en televisión tenga interés, que sea un programa que aporte algo.
¿Cómo se lleva la fama inesperada?
Sinceramente, bien porque no me creo lo de la fama. Esto es algo pasajero y creo que, cuando pasen unos meses después de que salgamos del programa, la gente se olvidará. Además, tengo que decir que la gente que me para por la calle es muy educada y muy simpática No tengo ninguna queja. Que me saluden por la calle no es agobiante para mí. Si lo fuese, quizá contestaría otra cosa.
¿Sigue habiendo nervios o ya se han acostumbrado a las cámaras?
Mentiría si dijera que es igual que al principio. Obviamente, no lo es. No te comportas de la misma manera, mides mucho más y mejor el tiempo, tus reacciones, tu actitud, tus nervios... Y eso también es un plus añadido a tu rendimiento porque cuanto más tranquilo estés, mucho mejor. Pero siempre sin perder la tensión competitiva porque si eso desaparece, antes o después, pierdes.
 ¿Se preparan de alguna manera? ¿Llevan una disciplina de estudio?
Nos ocupamos, sobre todo, de tener presentes las cuestiones más de actualidad. Cuando entregan el Premio Cervantes, los Premios Emi, los Premios Nobel, etc. intentamos estar al tanto porque sabemos que tarde o temprano, nos lo van a preguntar. Aparte, tampoco estamos ahí por casualidad. A mí me gusta saber y muchísimas veces salen preguntas en el programa que me llevan inmediatamente a abalanzarme sobre el teléfono, a buscar algo más de información sobre ese tema y a saber detalles que antes no conocía.
¿En qué temática se siente más cómodo y, por el contrario, qué tipo de preguntas teme más?
Una de las virtudes de Los Lobos es que no hay ningún tema que nos sea ajeno o en el que seamos muy débiles. A mí, particularmente, me gusta mucho la Geografía, la Historia y las materias técnicas relacionadas con la Ingeniería. Son temas me gustan y en los que, aparte, creo que tengo un plus frente al resto. Afortunadamente, preguntas sobre Guadalajara y Castilla-La Mancha no he fallado ninguna, pero puede llegar el día(risas). Por otro lado, hay temas que me resultan menos atractivos y también por cómo los tratan en el programa. Por ejemplo, a los guionistas les gustan mucho los cómics y los superhéroes, pero no les gustan todos. Les gustan los norteamericanos. Si me preguntan de Tintín o de Asterix, que me encantan y me los sé de memoria porque me los he leído todos de arriba a abajo, no tengo problema. Pero los guionistas prefieren La Linterna Verde o Los Cuatro Fantásticos y ese es un tema que me aburre y al que no me apetece nada dedicarme.
Más de 300 tardes de Los Lobos y un sinfín de tiempo juntos. ¿Cómo es la relación que se ha forjado entre José, Manu, Valentín y Erundino?
Yo era amigo de Valentín, pero a Manu y José les conocía relativamente poco. Pasas de no tener mayor relación a crear un vínculo muy fuerte ya que nos vemos muchas horas. Tenemos mucha complicidad y más nos vale que sea así porque es fundamental para que todo esto salga adelante.
¿Cuál es el éxito de Los Lobos, aparte de sus amplios conocimientos?
Creo que nuestro éxito radica en lo que he comentado anteriormente, es muy difícil encontrar algún campo en el que seamos débiles. Podemos saber más o menos, pero poco prácticamente de ninguno. Y luego, tenemos a nuestro favor que, con el tiempo, vas dominando el medio televisivo y eso te hace rendir mejor. Te sientes más cómodo y enseguida el contrario percibe que tú tienes esa ventaja añadida frente a él. De hecho, hay equipos que tú ves que son muy buenos, pero que no han rendido bien por los nervios. Pero es que todo es muy rápido, eso no se ve en la tele. La gente a veces se extraña de que falles cosas, pero es que responder veintitantas preguntas seguidas con dos segundos para contestar cada una es muy complicado.
¿Han pensado hacer algo juntos cuando finalice su participación en el programa?
Tenemos intención de ir a ver un partido de rugby a Irlanda. Otra cosa es que podamos hacerlo antes o después. Cuando llegue el momento de celebrarlo, nos lo plantearemos. Pero, de momento, vamos día a día.
Usted eligió el nombre del equipo. ¿Por qué Los Lobos?
Soy ingeniero de montes, trabajo como técnico de Medio Ambiente en la Junta y desde que llevo en Guadalajara, una de las tareas de las que me ocupo es de la gestión del lobo. El lobo es un animal simbólico, mítico, precioso y me pareció que era un elemento que nos venía como anillo al dedo. Se junta que yo trabajo en la gestión de la conservación del lobo y que José es ganadero, un poco el extremo opuesto porque son los ganaderos los que  sufren las consecuencias de los ataques del lobo... Así que venía al pelo. Cuando lo propuse le gustó a todo al mundo, tanto a mis compañeros de equipo como a la gente del programa porque, claro, no se puede poner cualquier nombre.
Antes de Boom, participó en Saber y Ganar, como el resto de sus compañeros. ¿Por qué se animó a concursar en un programa televisivo?
Sólo he concursado en Saber y Ganar y en Boom. Saber y Ganar llevaba años y años siguiéndolo, había escrito alguna vez, pero no me llamaban. Veía el programa y es cierto que la mayor parte de las veces contestaba más preguntas que los concursantes y la gente me decía «tienes que ir, apúntate, llama». Sobre todo, me lo decían mis compañeras de la central de incendios. Hago guardias en verano y las emisoristas me decían que tenía que escribir. Fueron ellas, Belén y Estrella, las que me dieron el empujón final. Y ahí empezó todo, por casualidad.
Durante el programa, siempre que surge habla de Guadalajara, luce camisetas de eventos de la provincia... ¿Siente que se ha convertido en embajador de esta tierra?
Me gustaría que fuese así. Guadalajara es la ciudad en la que vivo, en la que me siento a gusto, en la que me tratan bien y me parece que es lo que haría cualquier persona. Además, hay eventos en Guadalajara que tienen poca repercusión y que merecerían mayor cobertura porque son  destacables a nivel mundial como es el Maratón de los Cuento. Hay festivales que están hechos gracias a la voluntad de la gente y con menos apoyo del que merecen como es el Fescigu. Por ello, si puedo aportar mi granito de arena, yo encantado. No les estoy haciendo ningún favor, el favor nos lo están haciendo ellos a nosotros por existir.
¿Por qué un madrileño como usted se establece en Guadalajara?
No tengo relación familiar con Guadalajara. Mi familia está en Madrid. Vine por una cuestión laboral. Mi trabajo me gusta y me establecí aquí porque me apetecía estar cerca de mi trabajo. Llevo ya 12 años en Guadalajara.
¿Qué tiene esta provincia que tanto le gusta?
Guadalajara es una provincia maravillosamente bonita. Ya me gustaba mucho cuando no vivía aquí y desde que vivo aquí, que la voy conociendo mejor, me gusta todavía más. No sé si la gente se hace una idea de lo preciosa que es Guadalajara. Además, a mí me atraen los sitios con poca población y la provincia de Guadalajara, para bien y para mal, está muy poco poblada. Luego, tiene un montón de ámbitos geográficos que son bastante distintos entre sí. Es muy diversa.
¿Tiene algún rincón preferido en la provincia?
Los rincones preferidos no los cuento porque una de las cosas que me gusta es no encontrarme gente. Entonces, lo siento, pero no quiero dar ideas. Que los descubra cada uno como yo los he descubierto. Cuando un rincón se pone de moda, se acabó el atractivo. Yo huyo de los sitios turísticos porque los turistas los convierten en lugares mucho menos interesantes.
La naturaleza es una de tus grandes pasiones. De hecho, es un magnífico pescador. ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?
Me gusta mucho montar en bici y la provincia de Guadalajara para eso es maravillosa, tiene un montón de sitios para flipar. Me encanta ir simplemente al campo, ver pájaros, coger setas. Y pescar es parte de mi salud, eso no lo incluyo dentro de mi tiempo libre (risas).