Un preludio ferial muy musical

A.D
-

El alcalde de albacete, Vicente Casañ, presentó en el Ayuntamiento la 64 edición de los Festivales de Albacete

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, durante la presentación.

El alcalde de albacete, Vicente Casañ, presentó en el Ayuntamiento la 64 edición de los Festivales de Albacete que en esta ocasión tienen una programación en la que destaca el flamenco, jazz y los conciertos de gran formato, sin olvidar la danza en la calle. Este preludio ferial, que se desarrollará del 21 al 31 de agosto, arrancará con flamenco en el patio de caballos de la plaza de toros, a cargo de Rancapino Chico.

Entre los festivales de gran formato podrán los aficionados asistir al concierto de Manuel Carrasco o Izal, el 31 de agosto. También hay presencia local con el festival Pulso sonoro, que se desarrolla en la Caseta de los Jardinillos, el día 30, con un cartel local en el que encontraremos a Surfin Bichos o Centinela.

Así las cosas, el flamenco en el patio de caballos de la plaza de toros abre la programación. Durante tres noches, del 21 al 23 de agosto, tres cantaores de calidad se subirán a las tablas para deleite de los aficionados a este cante. Se trata de Alonso Núñez Rancapino Chico, que en 2018 fue reconocido como el cantaor flamenco con más proyección del momento al ganar el Premio Nuevo Compás del Cante, y que actuará el día 21; al día siguiente será el turno de Antonia Contreras, una voz femenina, que destaca por la originalidad de sus letras y su emotiva expresividad, ha adaptado al flamenco versos de Lorca y Rosalía de Castro, entre otros.

En este sentido, el Patio Flamenco se cerrará con la actuación de Israel Fernández, nacido en el seno de una familia gitana de orígenes andaluces donde aprendió el arte flamenco. Este joven, procedente de Toledo, ha conseguido rejuvenecer el cante antiguo haciéndolo llegar a la afición actual. La recaudación de este concierto, que es el 23 de agosto, será a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer.

Sin salir de la plaza de toros, el programa continúa con dos conciertos de gran formato. El día 24, Manuel Carrasco presenta su octavo disco, La cruz del mapa, que le está llevando de gira por toda la geografía nacional.

Y el día 31, para despedir agosto, también en la plaza de toros, Izal presenta en Albacete la Gira Autoterapia, un show con nuevo montaje y repertorio, que hará disfrutar a los muchos seguidores que tiene esta banda durante más de dos horas de concierto.

No hay Festival de Albacete que se precie sin un buen espectáculo de calle que se precie. En esta ocasión se ha elegido la explanada de la calle San Juan, junto a El Corte Inglés, para presentar el espectáculo Comenzó con un baile, una original propuesta de dos artistas húngaros que mezcla danza y tecnología informática.

Otro escenario importante de la ciudad, la Caseta de los Jardinillos, se abre también para el Festival de Albacete. En esta ocasión acogerá dos espectáculos de música. La primera cita será el 27 de agosto, con una gran producción étnica: el reconocido músico de jazz Ximo Tébar dirige este espectáculo llevado a cabo por músicos y bailarines de distintos países y estilos, sin duda, un espectáculo de un gran avance multicultural de fusión de músicas del mundo. Este espectáculo es de entrada gratuita, una apuesta por acerca la cultura a todo el mundo.

Y del jazz y la música étnica, a la nuestra música más local. Pulso sonoro, festival del que se celebra ya la cuarta edición, tendrá lugar el 30 de agosto y traerá hasta la Caseta de los Jardinillos a bandas y artistas 100% locales, empezando por los idolatrados Surfin Bichos, siguiendo por otras bandas como Centinela, Metal or Metal, Killsinbill y The Blue Note. La entrada, de nuevo será gratuita, para que los vecinos puedan disfrutar de esta gran variedad y calidad de estos grupos.

El Parque de Abelardo Sánchez es el último recinto elegido para llenarlo de cultura, un lugar ideal para enriquecerse en el estío. Aquí se han programado otros dos espectáculos, uno de danza española sin artificios ni más alarde que el de la calidad profesional de un equipo que dirige y coreografía Alejandro Molinero, ex bailarín del Ballet Nacional de España.

Y, por último, no por ello de menos calidad, la singular propuesta de Sinfonity, la primera orquesta sinfónica de guitarras eléctricas del mundo, una propuesta escénica que está cosechando grandes éxitos, se trata de escuchar a Bach o Vivaldi, pero interpretados con guitarras eléctricas.

En cuanto a las entradas, las del Patio Flamenco se pondrán a la venta por ocho euros en Globalentradas y en las taquillas del auditorio que abrirán a partir del 16 de agosto. Las del concierto de Manuel Carrasco, 33 euros, en internet en la página del artista. Y para el concierto de Izal, 25 euros, se pueden comprar también en internet y en la Librería Universitaria El Maestro.