CSIF exige saber el coste de la enmienda para altos cargos

LT
-

El sindicato avisa de que la enmienda socialista a la ley que acompaña a los Presupuestos va a crear «una 'casta' de empleados públicos»

Los sindicatos de la Mesa de la Función Pública registraron el 16 de diciembre en las Cortes una petición para retirar esta medida.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha pedido hoy públicamente conocer el impacto económico que va a suponer la consolidación de alto cargos en el Gobierno regional. A través de un comunicado, manifestó su rechazo a la disposición adicional decimonovena de la Ley de Medidas Administrativas y Tributarias, que este viernes ha publicado el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), sobre la consolidación de grados del personal funcionario que pase a desempeñar «servicios especiales» en la Administración regional.
En dicha disposición se señala que el tiempo de permanencia en la situación de servicios especiales «será computado como prestado en el nivel más alto» y, además, «consolidará por el desempeño de dichos cargos públicos grado personal en idénticos términos a los previstos en la regulación de la carrera profesional para los funcionarios en el desempeño de puestos de trabajo con carácter definitivo».
De esta forma, los altos cargos nombrados por la Junta mantendrán los máximos beneficios una vez cesen de sus responsabilidades, «lo que supondrá un agravio comparativo hacia el resto de empleados públicos en el desempeño de las mismas funciones», según el sindicato.
Además, el CSI-F recordó que en el ámbito sanitario se paralizó la carrera profesional en 2010 y en el ámbito educativo sólo se puede promocionar al cuerpo de catedráticos y no se convoca concurso desde 2002.
De esta forma consideran que «se está creando una Administración paralela, una ‘casta’ de empleados públicos que son elegidos no por su excelencia sino por su determinada adscripción a unos colores políticos».