scorecardresearch

Ovino y caprino: una joya ignorada

SPC
-

INTEROVIC ha presentado el Programa Europeo para fomentar la percepción del lechal, cordero y cabrito como una alternativa natural y sostenible a la hora de disfrutar de la carne

Ovino y caprino: una joya ignorada - Foto: Fernando Chinarro Fuentes

Coincidiendo con la celebración del Día del Cordero, la Interprofesional del Ovino y Caprino (INTEROVIC) ha presentado las diferentes actuaciones que incluye un programa que, con el apoyo financiero de la Unión Europea, fija una batería de medidas que se ponen en marcha para aumentar el conocimiento entre los consumidores de los beneficios que implica el consumo de estas carnes. En torno al lema principal ‘Carne de Lechal, Cordero y Cabrito. Sabrosa y Sostenible. Elige el origen europeo’ se orquestan toda una serie de actuaciones que contribuyen a fomentar que los consumidores españoles (en Hungría habrá una campaña similar) tengan un mayor conocimiento de estos productos, sus beneficios y sus posibilidades.

Durante los próximos tres años, el Programa Europeo de INTEROVIC renueva el objetivo de incrementar los volúmenes comercializados de carnes de lechal, cordero y cabrito por ser «la carne sabrosa de origen sostenible y natural» que se ha pastoreado durante tres mil años. El aumento del consumo por parte de los grupos más jóvenes es una necesidad para garantizar el futuro de estas ganaderías. Por ello se ha llevado a cabo una puesta al día de la imagen, buscando la integración en los perfiles tradicionales y también en los flexitarianos.

Las carnes de lechal, cordero y cabrito tienen todo lo necesario para satisfacer las demandas actuales de los consumidores, en las que adquieren un peso destacado elementos como la preocupación por el origen del producto, los aspectos éticos de su proceso de producción, el impacto medioambiental inherente, la salud, la estacionalidad o la proximidad. El estilo de vida actual prima la vuelta a lo natural.

Por eso la trashumancia es uno de los valores que se destacan en la campaña. Ejemplo modélico de todos los beneficios que supone su producción, gracias a la visualización de esta forma de manejo ganadero de siempre los consumidores disponen de una muestra de lo que implica el bienestar animal, ya que el desplazamiento se realiza para buscar las temperaturas a las que las cabañas están más confortables y los lugares en los que disponen de mejores pastos.

El trasiego de rebaños es un modelo de economía circular, de aprovechamiento de los recursos, de fomento de la biodiversidad, de prevención de incendios forestales, de tejido social y económico en nuestro mundo rural... todos esos argumentos serán trasladados a los consumidores urbanos mediante unos innovadores ‘roadshows’ que el programa pone en marcha. Esta actividad supone una oportunidad de fomentar el acercamiento de dos mundos: el urbano y el rural.

Junto a los profesionales.

Gracias al programa europeo, los profesionales que día a día tienen un trato directo con los consumidores finales siguen contando con un punto de acceso a los conocimientos necesarios para poder recomendar el consumo a sus clientes de las carnes de lechal, cordero y cabrito y reciben un tratamiento prioritario. Mediante clases magistrales impartidas por miembros de la propia Interprofesional acompañados por especialistas de la gastronomía y de la carnicería, la gran familia de cortes del ovino y del caprino se abre a quienes tienen que ofrecerla al consumidor y se convierte en una opción muy recomendable gracias a su perfil accesible, sus resultados gastronómicos y sus beneficios nutricionales, medioambientales y sociales.

INTEROVIC sigue apostando por la formación de los futuros cocineros y profesionales y tras más de seis años de jornadas, se ha conseguido elevar la cifra de formados hasta superar los 2.000. El contenido de estas jornadas profesionales está específicamente adaptado al perfil de los asistentes, tanto si se trata del comercio minorista y gran distribución como si los protagonistas son alumnos de Escuelas de Hostelería. En su primer año, el Programa Europeo contempla un total de diez jornadas externas y seis sectoriales de formación. Las acciones promocionales en el punto de venta suponen el complemento idóneo. Gracias al desarrollo de materiales específicos, como tarjetones, trípticos, bolsas de tela y displays, 500 carnicerías han participado en el sorteo especial de barbacoas para celebrar el Día del Cordero.

La suma de impactos necesaria para alcanzar los objetivos del Programa Europeo viene gracias a la coordinación de diversos canales de emisión de los mensajes. A los contactos alcanzados a través de los soportes tradicionales y digitales hay que sumar la gestión constante de una comunidad virtual en las principales redes sociales.

El Plan de Medios del Programa Europeo, en este primer ejercicio, se centra en unos objetivos principales más jóvenes, pues son los que más alejados están del consumo de estas carnes. Para dar a conocer el producto entre ellos se ofrecen, más allá de los tradicionales, nuevos cortes de fácil manejo en la cocina para quienes no quieren o no pueden dedicar mucho tiempo a los fogones (turnedós, churrasquitos, hamburguesas...). Una diversificación que busca la desestacionalización del consumo y su fomento dentro de una dieta variada, equilibrada, sostenible y social.

La división del esfuerzo en una doble oleada, en junio y en diciembre, permite concentrar las oportunidades de visionado. Los mensajes vertidos en canales tanto tradicionales como digitales conviven con los generados en los propios (Facebook, Instagram y Twitter). Además, a través de la web www.canalcordero.com se establece un sitio de referencia para el público que busca información y recetas sobre las carnes de lechal, cordero y cabrito. En esta web se puede desde localizar la carnicería más cercana hasta conocer los secretos de la trashumancia, descubrir nuevas y sabrosas recetas o encontrar información para los profesionales.