Un preso trató de estrangular a un funcionario

Josechu Guillamón
-

El interno, con antecedentes por especial violencia contra las personas y poco adaptado a la vida penitenciaria, portaba un trozo de madera como arma, que obtuvo del perchero de su celda

Imagen de archiovo de un interno en La Torrecica. - Foto: Rebeca Serna

Un interno del Centro Penitenciario de Albacete, La Torrecica, ha intentado estrangular a un funcionario de prisiones, que ha tenido que ser trasladado al Hospital General Universitario tras una primera asistencia en la clínica Quirónsalud.
Según explicaron a La Tribuna de Albacete la representante del sindicato Acaip-UGT, Eva Ochoa y la de Comisiones Obreras, Remedios de Lucas, los hechos tuvieron lugar con un interno que se encontraba en aislamiento Covid por su reciente ingreso, lo que obliga a que realice su paseo en un patio distinto, junto a su compañero de celda, con lo que un único funcionario es el encargado de ocuparse de las salidas de esos internos y del resto de presos del módulo.
Estrangulamiento. Alrededor de las 13 horas, el funcionario procedió a recoger a los dos internos en aislamiento, que paseaban en el patio de otro módulo. En un momento dado, uno de los presos de gran envergadura, ya que supera con creces los 100 kilos de peso, agarró por detrás al funcionario, realizándole una maniobra de estrangulamiento, según comentaron las representantes sindicales. 
El recluso portaba además un trozo de madera como arma, que había obtenido del perchero de su propia celda, provocando al funcionario lesiones que aún están por valorar.
Desde los sindicatos afirman que podría tratarse de un intento de homicidio. «De estos hechos se extrae la premeditación del interno, ya que poseía un objeto usado como arma y la alevosía, al actuar sorpresivamente y por detrás, lo que pudiera ser constitutivo de un presunto delito de tentativa de homicidio o asesinato».
Además añaden que la agresión no ha sido más grave porque el funcionario ha conseguido en un momento puntual decir cuatro palabras por el walkie talkie: «agresión funcionario módulo cinco», puesto que «el botón de emergencia que incorpora el walkie es de imposible acceso en un momento como el descrito y es la única conexión con el exterior del módulo».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA