Joaquín Pascual: «Me gusta descubrir la poesía en la vida diaria»

V.M.
-

El músico albacetense actúa hoy en la sala Caribou, a las 22,30 horas

Joaquín Pascual. - Foto: J.M. Esparcia

oaquín Pascual se reencuentra hoy con el público de su ciudad: la cita es este viernes, a partir de las 22,30 horas, en la Sala Caribou, donde sonarán en directo las canciones de su nuevo disco Una nueva psicodelia (Subterfuge Records, 2015). El músico albacetense, uno de los nombres claves de la escena indie nacional, presentará estos temas acompañado por su banda habitual: José María Castillo (teclado), Ángela Pascual (guitarra), Ana Galletero (bajo y teclado) y Rafa Estrela (batería).

¿Está cómodo en esa etiqueta de pop psicodélico?

No deja de ser una forma de calificar la música que hago, jugando un poco de paso con el título del disco. La verdad es que yo siempre me he considerado un músico pop-rock, que, por otra parte, fue el cajón de sastre donde durante unos años nos metían a todos los que no hacíamos heavy,  tecno o música electrónica.

Llama la atención la cantidad de capas sonoras elaboradas a base de teclados o sintetizadores, ¿en la línea de esa afán experimental de músicos como David Bowie en los 70?

 Bowie, como muchos músicos de ese género, han experimentado en algún momento o bien con sintetizadores o bien con efectos de guitarra en esa línea, desde grupos como King Crimson o Pink Floyd hasta gente como Philip Glass o Stockhausen. El hecho de enfrentarse a nuevos instrumentos, a pedales, a aparatos con los que consigues efectos..., en definitiva el afán por experimentar es una constante en el mundo de la música.

Me comentaba que una de las premisas del disco es abrir nuevas perspectivas a la hora de abordar viejos temas de siempre.

Es una de ellas. Cuando comienzo a hacer un disco una de las cosas que siempre me suelo plantear, digamos que sería una finalidad desde el primer momento, es intentar descubrir algún camino nuevo. En realidad mantienes tu esencia como compositor, el modelo de la composición, que difícilmente cambia por razones de cultura musical, pero dentro de todo eso en el envoltorio o en la forma sí se pueden fusionar mucho unas cosas con otras.

Las letras de estas canciones conectan con la importancia que concede a lo cotidiano...

Sí, me gusta descubrir la poesía en la vida diaria, en los hechos más insignificantes, en principio, del día a día, me gusta inspirarme y encontrar cierta lírica en  ello. Intento ir por ahí, con letras cercanas que tengan un anclaje que te sujete a lo ocurre alrededor.

El proceso de grabación casero de este trabajo, ¿le dio más libertad creativa?

Es un doble juego, por un lado tienes la sensación de estar controlándolo todo, por otro te llega a faltar confianza en lo que haces al carecer de una segunda opinión. Hubo dudas constantes y eso motivó que le diera muchas vueltas a los temas, en cualquier caso surgió así.

¿Qué se añadió en el proceso de grabación en los Estudios de Paco Loco?

Yo llevé el disco prácticamente terminado, incluso llegué a pensar en no acudir al estudio de grabación, pero luego sí te das cuenta que lo necesitaba. Paco me ayudó en pequeños detalles para enfocar las canciones y eso al final hace que el disco sea más rico.

¿Cómo está siendo recibido?

Bien, nos sentimos muy a gusto y estamos disfrutando mucho, porque son conciertos muy íntimos e hipnóticos, donde buscamos siempre la complicidad con el público, crear esa sensación de recogimiento e individualidad. Intentamos que la música sobrecoja y lleve al oyente a un terreno muy personal... podría decirse que hay cierto aroma a capilla.

¿Qué sensaciones le dejó tocar de nuevo junto a Fernando Alfaro en la Music Hall de Barcelona?

Estupenda, no deja de ser un concierto en el que tocas junto a un amigo con el que compartes muchas cosas.Para el público y para nosotros tiene componente añadido de haber compartido con él un grupo muy importante. Creo que cada uno de nosotros tiene a día de hoy muy claro lo que quiere transmitir y eso se vio sobre el escenario.  

¿Y en cuanto a la posibilidad de protagonizar una mini-gira de Mercromina fuera de España tras el éxito cosechado?

La verdad es que no.  La Compañía tenía intención de que hiciésemos una gira por Sudamérica y sí que hubo una oferta, aunque al final hemos decidido que no es el momento... quizás más adelante. El grupo sigue en un estado de hibernación hasta que se diga lo contrario (risas).

Además de continuar la gira de promoción de Una nueva psicodelia, ¿algún proyecto nuevo?

Quiero seguir tocando en directo el disco todo lo que se pueda e intentaremos estar en algún festival.También me ronda la idea de grabar un disco instrumental y en verano tengo un par de producciones de dos grupos. Además, actualmente estoy metido de lleno en el desarrollo de un proyecto para niños, una especie de manual de trabajo o propuesta didáctica para trabajar en las clases, ofreciendo al alumno experiencias enriquecedoras vinculadas al aprendizaje de la música.