Una madre pide que se resuelva el crimen de su hijo

Josechu Guillamón
-
Una madre pide que se resuelva el crimen de su hijo

El cuerpo del joven, que vivía en Pozo Cañada, apareció en el maletero de su vehículo, con tres tiros, en un pajar que fue incendiado, en Montalbo

El 5 de marzo de 2004, la Policía Nacional localizaba el cuerpo de Raúl Molina Romero, con tres disparos, en el maletero de su coche, en un pajar de Montalbo (Cuenca), y 14 años después aún no se han esclarecido las causas de su muerte, ni se ha dado con los responsables del crimen. Por esta razón, su madre, Antonia Romero García, reclama a las autoridades que den un nuevo impulso a la investigación, con el fin de resolver el caso. «No quiero que el asesinato de mi hijo quede impune».Según recuerda Antonia Romero, en el año 2014 su hijo se había marchado de Albacete capital con el fin de irse a vivir a Pozo Cañada, donde llevaba mes y medio residiendo con la que era su pareja. El día 4 de marzo, Raúl Molina llamó por teléfono a su madre a las 15,15 horas, para decirle que iba a visitarla, para enseñarle su coche nuevo, pero esa fue la última vez que supo de él. «No llegó a mi casa, pero como se dedicaba a vender camiones no le di importancia, pensé que había tenido algún imprevisto