Irán fracasa al intentar interceptar un petrolero británico

Europa Press
-

La Royal Navy ahuyenta a tres embarcaciones de la Guardia Revolucionaria que pretendía capturar el buque inglés en represalia por el carguero inmovilizado en Gibraltar la semana pasada

Irán fracasa al intentar secuestrar un petrolero británico - Foto: ABEDIN TAHERKENAREH

Un alto cargo del Departamento de Defensa de Estados Unidos ha informado esta madrugada de que al menos cinco buques pertenecientes a la Guardia Revolucionaria de Irán han tratado de interceptar sin éxito un petrolero británico en aguas del golfo Pérsico. 
El incidente ha tenido lugar casi una semana después de que las autoridades de Gibraltar interceptaran el petrolero iraní Grace 1 ante la sospecha de que trasladaba una carga de crudo con destino a un puerto de Siria incumpliendo las sanciones impuestas por la Unión Europea. 
Según fuentes estadounidenses, los barcos iraníes se detuvieron después de que un buque de guerra británico les advirtiera por radio. "El buque de la Marina Real HMS Montrose apuntó sus armas hacia los buques iraníes y les alertó por radio. Entonces se dispersaron", ha aseverado la Administración estadounidense. 
"Se trata de acoso y supone un intento de interferir con el paso de este petrolero por el estrecho de Ormuz, que se encuentra entre el golfo Pérsico y el golfo de Omán. 
Poco antes del incidente, el presidente de Irán, Hasán Rohani, había señalado que Reino Unido tendría que enfrentarse a "consecuencias" por lo sucedido con el petrolero en Gibraltar. 
El Gobierno británico ha afirmado horas más tarde que tres embarcaciones iraníes han tratado de bloquear el paso de uno de sus petroleros. 
"Estamos preocupados por esta acción y seguimos instando a las autoridades iraníes a reducir la intensidad en la región", ha indicado el representante del Gobierno británico en un comunicado. 
Por su parte, la Guardia Revolucionaria de Irán ha rechazado el intento de interceptar el petrolero británico, según ha informado la agencia de noticias Fars. "En las últimas 24 horas no ha habido ningún encuentro con buques extranjeros, incluidos los ingleses", ha indicado en un comunicado.

Abordo y detención del 'Grace 1' 

La acción de las fuerzas de seguridad gibraltareñas derivaba de la información que había recibido el Gobierno y que apuntaba a que el buque Grace 1 "estaba actuando en incumplimiento de las sanciones de la Unión Europea contra Siria", tal y como manifestó el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo. 
El fiscal general de Gibraltar consiguió el pasado viernes una orden del Tribunal Supremo de este territorio para ampliar el periodo de detención durante 14 días del buque iraní apresado, lo que ha provocado un aumento de la tensión. 
Según ha explicado el Gobierno gibraltareño en un comunicado, la legislación permitía detener el barco durante 72 horas, siendo necesaria la autorización del Tribunal Supremo para prolongar dicho periodo a petición del fiscal general. 
Por otra parte, los tripulantes del petrolero apresado están siendo interrogados en calidad de testigos, no de sospechosos, para tratar de determinar la naturaleza de la carga del buque y su destino final, según ha contado un portavoz gibraltareño. 
Las tensiones entre Irán y Estados Unidos y sus aliados han aumentado drásticamente desde que Washington se retiró del acuerdo nuclear y aumentó las sanciones contra Teherán. 
Irán ha respondido a las sanciones rebasando los límites establecidos para sus actividades nucleares en el marco del acuerdo de 2015.