scorecardresearch

José Fernando Molina finalizó en Moralzarzal y Saint Sever

Pedro Belmonte
-

El novillero valoró que las sensaciones en todos los sitios fueron buenas, yendo de menos a más, con siete u ocho festejos que son un paso adelante, como ocurrió en Dax, el 15 de agosto

Imagen de una actuación de José Fernando Molina en la plaza de Casas Ibáñez. - Foto: Arturo Pérez

El novillero José Fernando Molina dio el domingo por finalizada su temporada, con un balance interesante dentro de las dificultades por las que atraviesa el escalafón de novilleros, más afectado que el de matadores, pues son muchas las novilladas que han dejado de darse estas dos últimas temporadas.

El propio novillero ha querido hacer balance de como ha transcurrido el año en el que ha estrenado apoderado, con la esperanza de que en el 2022 todo vuelva a la  normalidad, que ya es hora.

«El domingo finalizamos la temporada en Saint Sever y el sábado en Moralzarzal y ya a esperar y prepararse para el año que viene. El sábado corté una oreja, y podría haber cortado otra, pero lo pinché y el domingo podría haber cortado otra oreja, pero la espada también dejó el balance en una sola. Las sensaciones en todos sitios han sido buenas, aunque uno siempre quiere más y por distintas circunstancias han sido así. Han sido siete u ocho novilladas y el balance ha sido positivo pues me he encontrado bien en todas, siempre yendo a más y aunque no me ha embestido un novillo como yo quisiera y si ha sido así, no me he entendido con él, pero en resumen mis sensaciones, como digo, han sido buenas, porque ha sido un paso adelante cada día y ya lo que hay que hacer es entrenar y seguir creciendo».

Siempre hay algo mejor y algo peor en la temporada. «Si me tengo que quedar con algo positivo, sin duda sería la novillada de Dax el 15 de agosto y también la de Albacete con la pena de no haber matado bien, pero creo que me quedaría con Dax que es una plaza a la que he cogido mucho cariño. No olvidaría nada de la temporada, porque los fallos que hayas podido cometer o lo que haya salido mal, es de lo que tienes que aprender y avanzar».  Apuesta fuerte la de no torear en Villaseca de la Sagra, una feria importante, pero no quiso dejar a su cuadrilla detrás. La novillada de Albacete fue «exigente y cada uno hicimos lo que pudimos».