Las carreteras de la provincia tienen cuatro puntos negros

JOSECHU GUILLAMÓN
-

Automovilistas Españoles Asociados sitúan los lugares de mayor incidencia de accidentes en tres puntos kilométricos de la N-310 y en otro ubicado en la N-301

Imagen de archivo de un accidente de tráfico. - Foto: Alberto Rodrigo

Las carreteras de la provincia de Albacete cuentan con cuatro puntos negros, según el estudio que ha elaborado Automovilistas Españoles Asociados, con el fin de determinar hasta que punto incide el estado de las carreteras en los accidentes de tráfico, ya que se muestran convencidos de que el factor humano no es lo único que influye en los siniestros. 
Según el último informe de AEA, denominado Las carreteras más peligrosas de España, en el periodo 2013-2017 «el Índice de Peligrosidad Medio (IPM) de la Red de Carreteras del Estado -que es el indicador más fiable para medir objetivamente su grado de peligrosidad- ha aumentado un dos por ciento respecto del quinquenio anterior (10 frente a 9,8), lo cual significa que la seguridad en las carreteras ha empeorado». Este aumento del índice de peligrosidad ha ocasionado que los tramos en los que se supera en más de diez veces la media nacional se incrementen. Así en el informe del año pasado aparecieron 190 puntos frente a los 210 localizados este año, de los que cuatro se encuentran en Albacete. 
Según el estudio, la carretera más peligrosa de la provincia sería la N-310, que comunica Manzanares y Villanueva de la Jara, pasando por la provincia de Albacete, a la altura de Villarrobledo.
La N-310 cuenta con tres puntos negros, ubicados en los puntos kilométricos 111, 133 y 135. El más peligroso de ellos es el 133, ya que en el periodo estudiado registró cuatro accidentes con 14 víctimas. El siguiente punto kilométrico en peligrosidad sería el 135, donde se contabilizaron otros cuatro accidentes, pero en esta ocasión con siete víctimas. Por último, en el kilómetro 111 se produjo un accidente, con una única víctima. 

(Más información en edición impresa)