«No estamos hablando del cierre de colegios concertados»

Luis J. Gómez / Toledo
-

El vicepresidente del Gobierno regional aclara que lo que buscan es «invertir la prioridad de los últimos años», ya que criticó que se produjo un «ataque furibundo» a la escuela pública

Guijarro aclaró ayer algunas de las polémicas suscitadas tras el acuerdo con Podemos por los Presupuestos. - Foto: Victor Ballesteros

La decisión de congelar los fondos para la escuela concertada ha levantado revuelo en menos de 24 horas. Se trata de uno de los cuatro pilares del acuerdo entre el Gobierno y Podemos para sacar adelante los Presupuestos de 2016, que además implica el compromiso de reducir la financiación de la educación concertada a lo largo de la legislatura. Por las explicaciones que dio ayer el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, esa reducción será en términos comparativos. «Ahora se trata de apostar por la escuela pública gestionada directamente por la administración regional», expuso, «eso va a suponer una reducción del peso de la concertada respecto al gasto total».
El vicepresidente quiso lanzar ayer un «mensaje de tranquilidad» respecto a esta cuestión que podría afectar a un buen número de alumnos de la región. «No estamos hablando del cierre de colegios concertados», confirmó. «Los alumnos que están escolarizados en la concertada, seguirán escolarizados en la concertada y de cara al futuro dependerá de las solicitudes», añadió.
Martínez Guijarro expuso ayer que lo que persigue el Gobierno es «invertir la prioridad que se había dado en los últimos años» y es que denunció que durante la gestión del PP se hizo un «ataque furibundo a la escuela de gestión pública». Por eso ahora quieren revertir esa situación. «No se trata de un ataque a la concertada, sino una apuesta clara por recuperar la escuela de gestión pública, que entendemos que ha sido atacada en estos cuatro años gravemente», apostilló.

Un objetivo de legislatura.

Guijarro señaló que esta apuesta por la escuela de gestión pública se va a traducir en un «incremento de los profesionales» o en una «reducción de las ratios en las aulas». De hecho, el objetivo de ratios también se concretó el lunes en la presentación del acuerdo entre Gobierno y Podemos. Se marcan como meta llegar a los 25 alumnos por aula en Infantil y Primaria, los 30 en Secundaria y los 32 en Bachillerato. También se ha cifrado la oferta de empleo público en Educación para este 2016, que llegará a las 404 plazas. Cree que es necesario «porque varios miles de docentes han salido del sistema educativo».
La Consejería de Educación, Cultura y Deportes dispondrá de 1.562 millones de euros este año. Reyes Estévez contará, por tanto, con 67,8 millones de euros más que hace un año.

 

Cumplirán con los pagos de los acuerdos con la Santa Sede.

El vicepresidente regional aclaró que la Junta pagará la asistencia religiosa en hospitales a la Iglesia. «Tenemos que cumplir con la ley, hay un tratado internacional con la Santa Sede», recordó. Ahora bien, dice que no cree que tenga que ser el sistema sanitario el que deba afrontar este gasto.