El PP califica de "soez y vulgar" un mural feminista

REDACCIÓN
-
Mural criticado por el Partido Popular. - Foto: PP VILLARROBLEDO

Critican la pintada de la calle Dos de mayo, a la vez que destacan su denuncia "por cualquier tipo violencia de género y por el maltrato", y apuestan "por la igualdad de manera rotunda"

El Partido Popular de Villarrobledo remitió un comunicado en el que manifiesta su "repulsa por el mural que ha aparecido en la calle Dos de mayo de la citada localidad", a la vez que han destacado "su denuncia por cualquier tipo violencia de género y por el maltrato", y han apostado "por la igualdad de manera rotunda".

En primer lugar, la concejal del Grupo Popular Caridad Orti, ha lamentado la forma en la que se ha reivindicado por parte del movimiento feminista esa igualdad, “con un mural en una zona céntrica, cerca de dos centros escolares, en un lugar por el que pasará uno de los desfiles de carnaval declarado de Interés Turístico Nacional”.

Para el PP, reivindicar la figura de la mujer de esa manera, no les representa, al igual que tampoco se consideran representadas muchas mujeres de la localidad, considerando que hay que hacer esa reivindicación de otra manera, “con educación, con elegancia, sin confrontación, educando firmemente”.

Han instado al alcalde de Villarrobledo para que tome las medidas oportunas que se merecen sus gentes.

Por su parte, Cristina García, concejal popular, ha añadido que desde el PP están a favor de la igualdad, y no de la confrontación entre hombres y mujeres, “por lo que este tipo de pintadas sirven para visualizar la violencia machista, y no es necesario hacerlo de esta manera; hay que defender la libertad, con respeto, y a esa igualdad real hay que llegar unidos”.

Se ha dirigido también a Alberto González, “como máximo representante de nuestra ciudad, el que debería haber mandado borrar ciertos tipos de pintadas y de mensajes que aparecen en ese mural, pues él debería ser ejemplo como máximo representante de los ciudadanos y en este caso no lo ha sido”.

Ha lamentado la concejal popular que “en Villarrobledo hay sensibilidades diferentes, y no han sido respetadas; es una ofensa directa para los creyentes, así como también supone darle visibilidad a la violencia contra los hombres con sus comentarios; y para que nosotras seamos respetadas, debemos empezar respetándonos nosotras mismas, y para ello, el alcalde debería haber sido ejemplo, algo que no ha hecho hasta que se han incendiado las redes sociales, o los padres de los niños que van a los colegios cercanos se han quejado; no ha dado la talla desde el principio y no ataca este tipo de conductas pues sus socios de gobierno están a favor de ese tipo de actuaciones y les debe el sillón, y más ahora que están cerca las elecciones”.

La concejal Cristina García le ha pedido al alcalde socialista que “respete las diferentes sensibilidades de los ciudadanos de Villarrobledo, que dé la talla, y defienda las intereses de las personas de nuestra ciudad”.