Ossa de Montiel pide a Hacienda ampliar plazos de pago

A.G
-

El Ayuntamiento aprobó acogerse a una de las medidas financieras aprobadas por el Gobierno, que dará 10 años más para devolver créditos a cambio de mejorar el pago a proveedores

Imagen de archivo de la sede del Ayuntamiento de Ossa de Montiel. - Foto: Rubén Serrallé

La Corporación municipal aprobó por unanimidad acogerse a una de las medidas extraordinarias que el Ministerio de Hacienda ofrece a los ayuntamientos con una situación económica preocupante, que les motiva problemas para afrontar pagos de deuda y a proveedores.
En concreto, el Consistorio solicitó beneficiarse de uno de los programas que la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos aprobó en marzo y que debían solicitarse antes de final de año. Se trata de la quinta medida de las que entonces se pusieron en marcha, destinada a otorgar «condiciones financieras específicas para los préstamos que no hayan podido ser agrupados y que se hayan formalizado por ayuntamientos con un período medio de pago a proveedores excesivo». Así, Hacienda ampliará el plazo de amortización de esos créditos en 10 años, a cambio de que el Ayuntamiento cumpla una serie de objetivos.
El equipo de Gobierno oseño ya  anunció, tras tomar posesión en junio, su intención de solicitar las ayudas de otras administraciones para normalizar el funcionamiento de la economía municipal. Así lo detallaba en su día el alcalde, Alejandro Chillerón, y en esa línea de buscar ahorros han ido varias medidas adoptadas en los últimos meses, aunque cabe destacar que los cuantiosos daños causados por las inundaciones del 20 de septiembre han modificado forzosamente algunas de las prioridades locales.
El Ayuntamiento de Ossa de Montiel funciona actualmente con presupuestos prorrogados, después de que la oposición rechazase los que presentó el anterior Gobierno local. Además, acumulaba a final de 2018 una deuda viva cercana al millón de euros y presenta una de las peores cifras de la provincia en el Periodo Medio de Pago a Proveedores (PMP). Éste mejoró ligeramente en el trimestre de julio a septiembre, pero fue habitual que superase los 200 días de demora y, según los últimos datos, el importe pendiente de abono es de casi 340.000 euros.

(Más información en edición impresa)