El mérito de una labor altruista

A.G
-

La Junta concedió una de sus placas de Protección Civil a la agrupación de voluntarios de Balazote, un colectivo que evolucionó en número, medios y formación desde su constitución en 2011

Voluntarios de Protección Civil Balazote. - Foto: José Domingo Blesa

La Agrupación de Protección Civil de Balazote recibió recientemente la grata noticia de que la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha le había concedido una de las placas con que reconoce el mérito de la labor desinteresada que realizan estos voluntarios. Esa distinción se une a la medalla autonómica que ya recibió su jefe,  Juan Ricardo Navarro Cifuentes, en 2015.
El propio Navarro explica que esos trofeos suponen un impulso a la labor de una agrupación por la que han pasado ya 16 personas y que es relativamente joven, pues se fundó en 2011, pero ha evolucionado notablemente en estos ocho años, tras comenzar «con unos medios mínimos e incluso aportando vehículos propios». Lo ha hecho tanto a nivel de materiales, merced a los adquiridos a través de las subvenciones de la Junta y aportaciones del Ayuntamiento, como de especialización y formación. De hecho, su jefe tiene el título de Técnico en Protección Civil y Emergencias por la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, título que destaca en un amplio listado de más de 20 cursos sobre diversos aspectos de la atención a emergencias.
Es precisamente la formación uno de los requisitos necesarias para prestar un buen servicio, según destaca Navarro, «Es vital realizar una labor previa de planificación y contar con formación y medios para que seamos eficaces», asegura el jefe de la agrupación, remarcando además que «quien está dentro de Protección Civil siempre quiere saber más para ser mejor cada día».
En un plano más personal, Navarro explica que «la voluntad» es una cualidad indispensable para unirse a Protección Civil, «pero también y especialmente el apoyo de la familia». Según detalla, la cantidad de eventos en la que colaboran es creciente y es habitual que coincidan con fechas festivas. «Mientras otras personas disfrutan con sus familiares, nosotros estamos trabajando de forma altruista y eso necesita de comprensión», explica.
  «Cobramos de la satisfacción de haber ayudado a alguien, eso no lo paga el dinero», prosigue el jefe de la agrupación balazoteña, a la vez que anima a que más gente se una a Protección Civil, ya que el colectivo tiene dificultades para encontrar nuevos voluntarios. «Supone un esfuerzo, pero se ve recompensado», asegura. 

(Más información en edición impresa)